ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

miércoles, 16 de febrero de 2011

MÉXICO......FEBRERO 2011: un mosaico de sucesos políticos, sociales, económicos y de seguridad en México y el estado de Guerrero.


MÉXICO………FEBRERO 2011.
Un mosaico de sucesos.
Por Baltasar Hernández Gómez.


La violencia en su máximo esplendor.

Parafraseando el slogan comercial de una de las empresas más redituables para Carlos Slim, Telcel, “Todo México es territorio Telcel”, podría señalar que “Todo México es territorio del terror”. En la geografía mexicana hay un ambiente tenso, repleto de asesinatos, vendettas y re-distribución de plazas para la realización de actividades ilícitas y las autoridades buscan protección blindada por medio del discurso repetitivo que vanagloria la guerra calderoniana contra el crimen organizado. Esta lucha desigual, sin pies ni cabeza, es apoyada por estados y municipios, ya que no les queda otra salida para seguir recibiendo apoyos económicos, sociales y de seguridad de la federación. Por encima de esto, el meollo está centrado en no desgastarse por la planificación y operación de programas preventivos, investigativos y de procuración de justicia que reviertan el clima de inestabilidad prevaleciente en sus jurisdicciones.

Cada mañana los mexicanos amanecen con audio e imágenes que dan cuenta de las atrocidades cometidas contra la población. Lo mismo sucede con industriales, comerciantes, profesionistas, funcionarios públicos, que gente de a pie. La capacidad de asombro social se ha ido perdiendo por la manera, cada vez más perversa, en que se efectúan los atentados. Unas veces tiroteos y las más, granadazos, descabezamientos, descuartizamientos, incendios, secuestros y desintegración de cuerpos por medio de ácidos. Los sentidos sociales perciben el color rojo de la sangre, el llanto de familiares y amigos, el silencio por miedo y el disimulo de gobiernos que no saben qué hacer con cuerpos inertes en los servicios médicos forenses, cementerios clandestinos o bolsas de plástico.

Todo es palabrería de gobernantes que, insensibles, contemplan las bajezas humanas como un recuento interminable de daños colaterales que no tienen -en el corto plazo- fin posible. Los discursos en foros nacionales y extranjeros refrendan una realidad que no se ve por ningún lado: que la guerra se está ganando, que los criminales van a la cárcel, que la droga ya no llega con tanta facilidad a las calles, escuelas y hogares. Bla, bla, bla.

Hasta hace menos de dos décadas Sinaloa, Baja California, Tamaulipas, Chihuahua y Jalisco eran las entidades federativas catalogadas como zonas de combate entre los cárteles de la mafia y aparecían una que otra fotografía y videos en los medios electrónicos sobre ejecuciones relacionadas con el crimen organizado. Sin embargo, hoy en día desde Tijuana hasta Cancún la violencia es el común denominador de las noticias, conversaciones civiles y acciones programáticas del Estado. Unas veces los acontecimientos son formulados en voz baja y otras a través de ríos de tinta y verborrea. Dicen que Mérida es una de las pocas ciudades donde no hay incidentes violentos y a reserva de comprobar a profundidad dicha afirmación, los 110 millones de personas que componen a México saben bien que el terror está apoderado de su entorno de vida y que hasta el momento no hay manera de salirse de la espiral de inseguridad.

Felipe Calderón no deja de insistir que las fuerzas armadas, policía federal e instituciones de seguridad e inteligencia nacional están ganándole espacios a las mafias, pero si esto fuera cierto el fuego amigo no traería mayor cantidad de fuego enemigo. La guerra del presidente ha producido, eso sí, miles de muertos, desaparecidos, negocios en quiebra, pueblos fantasmas, hogares desintegrados, madres e hijos huérfanos y éxodos masivos de ciudadanos del norte, sur, este y oeste. El gobierno federal no tiene más argumentos que continuar aplicando la medicina que magulla a ciertos grupos mafiosos y hasta 2012 no se prevén tácticas diferentes a la detención, encarcelamiento y muerte de capos y tropa. Para el mandatario federal el ejército, la marina, PGR y la SSPF son los escudos de la Nación que, pese a graves violaciones a derechos humanos y abuso de poder, seguirán siendo los únicos guardianes de la seguridad y la preservación del sistema político, económico y social de México.

No obstante los principios y valores de lealtad castrenses, la verdad es que abajo, en el tejido social que subsiste en calles, colonias, ciudades y estados, la violencia es la constante que perciben los mexicanos. Muchos servidores públicos de los tres niveles de gobierno están alineados (algunos por consenso y otros a forciori) y nada pueden hacer sin consultar a las jerarquías superiores o a los dueños del dinero y las armas. Es por esto que cada nuevo día, desde las casas que desayunan bolillo duro con café de olla hasta las personas que asisten a restaurantes de lujo; frente a las televisiones blanco y negro o de plasma, abriendo los diarios y revistas, la realidad es barbarie.

Si el gobierno como institución ejecutora de funciones administrativas y operativas del Estado no cumple con su cometido de brindar seguridad y bienestar social, simple y sencillamente es que ha fallado con su mandato. Aunque a muchos no les guste tal aseveración, en México existe un sistema de vida (político, económico, social y cultural) fallido por donde se vea.

Nada se hace a tiempo.

De los simple a lo complejo: si las obras y actividades planificadas para el festejo del bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución mexicana no se cumplieron a tiempo ¿Qué podemos esperar de lo demás? Las promesas del gobierno calderonista se han convertido en intenciones inacabadas, pues al igual que su antecesor, Vicente Fox, el actual presidente de la República se ha pasado dos terceras partes de su encargo ofreciendo intangibles, que distan mucho de concretarse en la realidad.

La inseguridad en vez de haber disminuido sigue a todo galope en los treinta y dos estados. Las inundaciones “atípicas” en Tabasco, Veracruz y estado de México, en lugar de resolverse con obras de re-encauzamiento, continúan prodigando catástrofes familiares y sociales en detrimento de las economías regionales. La crisis, si bien es cierto, está siendo traspalada por el modo de vida capitalista a nivel global, en México, las clases populares sufren los estragos del desempleo, salarios de hambre y deterioro de condiciones materiales de vida, sobre todo en educación, vivienda, salud y hasta en lo relativo a cultura y entretenimiento.

Las muertes por metralla, bombazos, desapariciones producidas por la “guerra contra el narco” son igualmente de espantosas que las que se originan por inanición, falta de oportunidades económicas y consumo de estupefacientes. No llega el bien común esgrimido en discursos panistas, priistas o perredistas, pues en la realidad los mismos que se critican delante de cámaras de televisión, micrófonos en estaciones radiales, artículos periodísticos, salas de sesión legislativas; disfrutan en secreto o a discreción, de las viandas del poder, tanto en fiestas privadas (como el caso más reciente del festejo por los cincuenta años de vida de la coordinadora de diputados panistas a nivel nacional, Josefina Vázquez Mota) como en el reparto de bonos, aguinaldos, canonjías y concesiones de todo tipo que se otorgan los tres Poderes de la Unión. Esta táctica clandestina es algo parecido a comer santos y defecar demonios, ni más ni menos.

En materia de salud, por ejemplo, las condiciones están dadas para que haya pandemias, como cólera, influenza, paludismo y enfermedades provenientes de la pobreza en que viven decenas de millones de mexicanos. Ya no se diga en protección civil, porque cauces pluviales y asentamientos irregulares son todavía permitidos como cuotas políticas a líderes y miles de casas pueden quedar reducidas a cero, produciendo muertes a granel. La economía no ha superado los salarios mínimos y aunque se brinden decenas de miles de empleos fijos o temporales, de acuerdo a los conteos del IMSS, Secretaría del Trabajo y coordinaciones empresariales, la juventud está optando por dejar de estudiar y ocupándose en asuntos ilícitos que dejan dividendos rápidos.

El gobierno de Felipe Calderón, al igual que los que tienen su aposento en entidades federativas, prometió mucho y muy poco avanzó. ¡Será el sereno y las condiciones adversas a nivel internacional! pero la verdad es que la población de carne y hueso no encuentra botes seguros para navegar en medio de una crisis sistémica en lo moral y material en la que ha sido sumida desde los tiempos de los regímenes autoritarios, como han sido denominados los sexenios gobernados por el PRI [de 1929 a 2000]. Vicente Fox señaló que iba a enjuiciar a corruptos y nada. Prometió changarros y nada. Ofertó autos Volkswagen para todas las familias y nada. Pronosticó un país próspero y nada. Con Calderón Hinojosa más de lo mismo, pero con un estilo personal de gobernar grisáceo, que no ve, que no oye ni huele, disfrazado de tecnicismo puro: Alonso Lujambio (titular de Educación Pública) y Javier Lozano (del Trabajo y Previsión Social) son dos funcionarios del gabinete central que cumplen su labor de contención y golpeteo contra los mexicanos, bajo el sello eufemista del jefe del Ejecutivo.

Al tocar la esfera nacional, irremediablemente tengo que referirme a que el modelo verticalista de hacer política también es reproducido a nivel estatal, tal y como pasa con Zeferino Torreblanca Galindo, gobernador de Guerrero, que el primer día del mes de abril de 2011 dejará el cargo, quien ha utilizado al estado como virreinato de la posmodernidad, manteniendo una línea comunicacional y acción basada en “nunca antes” (como remarcan sus promocionales) que, pese a pírricos avances tramitológicos que fallan continuamente, como el sistema Tonali de recaudación de impuestos; instalación de módulos automáticos para la impresión de actas del registro civil (que desde hace años funcionan en Colima, Jalisco y Monterrey sin tantos aspavientos) y la hechura de 1 obra “importante” en cada uno los 81 municipios de la entidad; no cumplió con las expectativas generadas en 2005, cuando se autonombró político del cambio, al sacar de Casa Guerrero al PRI. Bueno, eso es lo que hicieron creer los hacedores de transiciones pactadas, dando seguimiento a los parámetros teóricos expuestos por el politólogo Samuel Huntington, los cuales establecen que, para evitar revueltas incontrolables, es mejor provocar virajes de “terciopelo” para que todo siga funcionando de manera similar, pero con apariencia diferente.

A 45 días de que concluya su mandato, Zeferino Torreblanca dio nombramientos de notarios a abogados con ligas personales con su círculo familiar y de amistades, así como ascendentes que tenían de por sí notarías en varias ciudades de la entidad. También desea imponer en el Congreso que los servicios públicos sean concesionados a compañías privadas. Este movimiento es algo parecido a la devolución de Hacienda y Crédito Público por los gastos de padres de familia de la clase media que pagan educación particular a sus hijos, con el objetivo de mitigar la imposibilidad del gobierno para brindar un servicio de calidad desde el nivel preescolar hasta bachillerato. A punto de abandonar Casa Guerrero en Chilpancingo, el gobernador está metido en un tour de despedida propiciado por sus huestes favorecidas, queriendo aminorar el deterioro de su imagen pública. Por tanto, habrá gran movilidad y anuncios positivos hacia el mandatario estatal, de lo que careció a lo largo de su gerencia disimulada como gestión sociopolítica.

Seis años se fueron entre spots, pugnas con las fuerzas políticas y sociales de la entidad y giras de trabajo, sin embargo, la pobreza aún sigue en pie y en todo su esplendor, teniendo a municipios como Metlatónoc en lugares privilegiados de atraso, muy parecidos a los que ocupan comunidades africanas o asiáticas. La corrupción de los “gobiernos priistas” en lugar de erradicarse -dicen muchos especialistas en administración y auditoría pública- se tecnificó gracias a las secrecías y la composición de grupúsculos integrados por amigos y aliados del titular del Ejecutivo, los cuales fueron ubicados en dependencias como Salud, Economía y Desarrollo Social, por mencionar algunos organismos públicos que cuentan con magnas estructuras presupuestales.

Es un secreto a voces que funcionarios muy allegados al todavía gobernante, promocionan la venta de plazas en todos los subsistemas que comprende la secretaría de Educación, patrocinan programas en televisión y radio para forjar una visión positiva y, en las obras de relumbrón, que una y otra vez se hacen y deshacen para justificar gasto corriente, graban la inicial Z (con la anuencia del gobernador) que caracterizó el nombre de Zeferino Torreblanca. Basta la observación de las columnas de concreto de la obra vial que se está concluyendo en la glorieta de Puerto Marqués, en la zona oriente de Acapulco para percatarse que Zeferino tiene el síndrome de Luis XIV, el rey sol francés, que insistió que el Estado era él y nadie más que él. Lo único que aduce es que su sigla cincelada en cemento es para que con el paso de los años nadie se adorne con las obras dispuestas por su gobierno.

Guerrero fue convertido en una tienda de conveniencia donde lo mismo pueden adquirirse terrenos con carácter público, puestos de base en administraciones municipales y del estado, que concesiones de transporte, distribución de fertilizantes, contratos de capacitación inexistentes, compra de vehículos y material de computación, mobiliario para oficina y consumibles de papelería.

Torreblanca Galindo creyó que, como funcionó al término de su administración en Acapulco [1999-2002], el marketing político institucional bastaría para forjar una huella imperecedera de administrador/político competente, llamado a formar parte de puestos más encumbrados a partir de la segunda mitad de 2011. Esta vez se equivocó, pues pasará a la historia como un gobernador soberbio, ineficaz e incumplidor, rodeado de cortesanos que no solamente lo alejaron de los medios masivos de comunicación, PRD, sino de la base societal que lo impulsó para llegar hasta donde hoy día se encuentra. Qué triste final para él, pero más triste para los guerrerenses. Hace un sexenio vaticinó castigo a los corruptos y en lugar de actuar en ese sentido, mejor se alió con los sectores más retrógradas del priismo, empezando por proteger al el ex-gobernador René Juárez y compañía. Triste, pero -como aseguran muchas personas- con las arcas privadas atiborradas de dinero, como jamás soñó conseguir a través de los negocios cedidos por su padre.

Zeferino Torreblanca prometió abatir la pobreza, pero se limitó a repetir programas paliativos en el rubro de desarrollo social. Dijo que habría apoyo a proyectos productivos y ordenó a la secretaría de Economía beneficiar a recomendados de las zonas rurales y urbanas, que fueron incluidos en listas de espera. Apuntó que habría un gobierno para y por la sociedad y solamente hubo despotismo y acercamientos para que el video o la fotografía captaran baños de pueblo. Las clases populares fueron despreciadas, qué decir, olvidadas tras el argumento de “yo nunca empeñé mi palabra para cambiar a fondo el estado”. El broche de oro puede visualizarse en el edificio que concentrará las delegaciones estatales en Acapulco, pues en lugar de inaugurarlo y dejarlo en funcionamiento antes del uno de abril, ordenó informar que será hasta el mes de julio cuando comience a operar. No debo dejar pasar que muchas voces ciudadanas con calidad moral y especialistas en administración pública han remarcado que el gobernador Torreblanca Galindo y sus allegados tuvieron como motivo central la obtención de 47 de millones de pesos por concepto de compra del terreno, construcción y adquisición de mobiliario y enseres de oficina. Al tiempo.

Por eso vuelvo a insistir que no es lo mismo que lo mesmo, pues si un trabajador llega tarde, no cumple con sus funciones y es ineficaz, corrupto e irresponsable en sus tareas, la patronal, sea pública o privada, tiene la facultad de despedirlo o solicitar su encarcelamiento ¿Qué pasa con un gobernante o un legislador que no desarrolla sus labores con efectividad? En México, nada, absolutamente nada. Que la rueda de la impunidad siga deslizándose cuesta abajo.

Y volver, volver, volver…….a tus brazos otra vez.

Hace diez años un gran porcentaje de mexicanos creyó que la antidemocracia había desaparecido del mapa de agravios cometidos por los detentadores del poder. La Colonia, Independencia, Imperio, Reforma, Revolución y contemporaneidad fueron vistos como un conjunto de sucesos del pasado tenebroso que impuso miseria, autoritarismo, muertes, desapariciones, ignorancia e inmovilidad. Viejas y nuevas generaciones vieron en Vicente Fox el escape del laberinto de la soledad, como bien lo estableció en el libro con el mismo título, el premio nobel Octavio Paz. El hombre de dos metros de altura y su mujer con 50 centímetros menos se presentaron como el dúo dinámico que salvaría el honor de 100 millones de personas, pero la verdad es que sólo fueron merolicos. Vendedores callejeros que suelen ponerse a gritar en medio de las plazas públicas, vendiendo ungüentos para reumas y pócimas de amor.

Eso sí vendedores peligrosos de falacias, que ahora disfrutan de un rancho de lujo e industrias en Guanajuato, de fundaciones civiles, pero que al unísono sufren del desprecio de quienes antes los invitaban al jet set y de la gente común que los detesta a su paso. Con desprecio y todo, diría Martita (sí, sin h), “los Fox podemos vivir rodeados de falso glamour y de hijos reales y postizos que han sido cuestionados por desfalcos, fraudes y peculado”.

Los intereses ocultos de las clases dominantes aunado a la impericia, negligencia, impunidad, ignorancia y candidez a propósito de la “pareja presidencial” produjeron, por decir lo menos, desparpajo, toda vez que desde el año 2000 no hubo empacho en protagonizar actos de corrupción, como el famoso Toallagate, que versó en la compra de toallas, almohadas y sábanas a precios estratosféricos. Posteriormente, el manejo de millonarios recursos públicos utilizados en actos privados y en asociaciones civiles, supuestamente altruistas, fueron “el pan nuestro de cada día”, que deshojaron los pétalos de la margarita mexicana.

Gracias a la incapacidad y desfachatez en el sexenio foxista y a los agravios derivados por la delegación de facultades constitucionales y metaconstitucionales a miembros del gabinete, fuerzas armadas y policiales, la sociedad -otra vez- se decepcionó de la política y los políticos, sean éstos verdes, naranjas, rojos, amarillos o azules; se modificaron leyes y procedimientos para beneficio del empresariado, sumiendo en la miseria extrema a los ya de por sí pobres endémicos. La incultura se adueñó de la SEP y Conaculta, instituciones encargadas de la educación y cultura a nivel nacional. Aún con toda esta descomposición, otra pareja de panistas llegó a la presidencia de México: Felipe y Margarita.

Por estas y muchas razones más, que casi son interminables de enlistar, el PRI ha podido recobrar fuerzas en el Poder Legislativo y gobiernos estatales. El PRD y sus divisiones, por su lado, ofrecieron el caldo de cultivo para minimizar presencia y convertirlo en anti-héroe. A nadie conviene un país fraccionado o enfrentado y por eso en estos instantes México es un cuadro surrealista lleno de infamia donde los grupos políticos de siempre se han remasterizado para, a través de la partidocracia, comandar los destinos sociales en el tercer milenio. Calderón Hinojosa ha sido artífice del imperio partidocrático, del súper poder de policías, militares y de los medios de comunicación, así como de la inoperancia gubernamental, situaciones que deben transmutarse para que resurjan flores en el jardín de la esperanza democrática. Es indudable que lo poético puede servir para los fines políticos, pues incentiva el uso del amor, creatividad y acción pura para ser mejores. no me queda lugar a dudas.

En los medios masivos de comunicación se ven desfilar caras, actitudes y desempeños de quienes hace menos de un cuarto de siglo dirigían los destinos de la nación bajo el logotipo tricolor o la etiqueta de intelectuales, comunicadores o defensores de la democracia. Viejos y nuevos técnicos con ideología neoliberal, educados en instituciones educativas “emprendedoras” de países desarrollados y moldeados por el PAN y el “nuevo” PRI, aparecen con silogismos que dicen todo para todos, cuando -entrelíneas- dicen todo para unos cuantos. La clase hegemónica panista-priista-empresarial-clero-militares-medios de comunicación habla de la pobreza como si estuviera en diálogo de película de Luis Buñuel o Iñárritu. Creen o sienten creer que México es un planeta alejado años luz de su entorno de vida.

Muchas manos andan frotándose con el augurio de futuras ganancias electorales a favor del PRI y el PAN, una especie de PRIAN, que requiere de su afianzamiento en la toma de decisiones del Estado mexicano. Desde ahora tratan de imponer como candidatos a hombres con fisonomía de artistas de Hollywood [Enrique Peña Nieto (PRI) y Alonso Lujambio (calderonismo-PAN)], para cautivar a una sociedad cada vez más mediatizada y preocupada en llevar a casa los satisfactores más elementales, que analizar razones de peso para construir mejores caminos democráticos. Así lo requiere el hambre del momento, ni modo. a pesar de ello, como pasó en Oaxaca, Sinaloa o Guerrero, la sociedad camina por rumbos insospechados, para bien del ensanchamiento democrático.

A pesar de todo, falta que muchos miles y miles de personas “nos dejemos” o que en verdad los sondeos y opiniones arregladas sean ciertas, para dejar de luchar y conformarnos del Mundo feliz promovido por la élite en el poder. Sin embargo, el lado oscuro de las fuerzas carece de legitimidad y de las armas societales que son poderosos catalizadores, que pondrán más temprano que tarde a cada quien con su cada cual. Afortunadamente la sociedad tiene consigo la acción horizontal en cada una de las facetas humanas, profesionales y laborales, así como el voto consciente para ir instaurando un modo de vida democrático más transparente y supervisado por la voluntad popular, a fin de que no vuelvan los brujos y brujas del mal. Paso a paso, ni antes ni después. Todo a su tiempo. No nos dejemos de movilizar y actuar en consecuencia…………….en el hogar, en la escuela, en el trabajo, en donde sea.

Miscelánea política en Guerrero.

1.- Ángel Aguirre Rivero es gobernador electo y a partir del uno de abril del año en curso mandatario constitucional de Guerrero. El proceso de cicatrización es prioritario, pero no a costa de lo que sea, sino por medio de la vinculación integral de proyectos que luego sean convertidos en verdades con la coadyuvancia de las mejores mujeres y hombres de México y la entidad. Es grande el amor, pero más abarcativo es el olvido y esto último no debe prevalecer en el estado, ya que no puede absolverse a quienes insultaron la inteligencia del electorado, a quienes quisieron someter a la estupidez a jóvenes y adultos en una campaña diseñada por el PRI para minusválidos mentales, donde abundó el dispendio, acoso y la sin razón.

El reto del gobernador Aguirre Rivero es enorme, pero resultaría trágico dejar las cosas como están. Dejar hacer, dejar pasar no debe ser la tónica en los próximos cuatro años y ocho meses de mandato. Guerrero lo impulsó y Guerrero lo necesita ahora más que nunca. No obstante que el aún gobernador Torreblanca Galindo ha reiterado que no tiene nada qué decirle a Ángel Aguirre, pues él sabe lo que tiene que llevar a cabo y, que por lo mismo “no necesita vejigas para nadar”, es importante que le reste soberbia y agende reuniones de alto nivel, para que la entrega no solamente se haga de acuerdo a lo que marca la ley, sino con la seriedad y meticulosidad que amerita el cambio. No vaya a pasar lo que le ocurrió a Zeferino Torreblanca cuando evitó ahondar en los asuntos públicos que dejó su antecesor, René Juárez Cisneros, y siguió prevaleciendo el rezago, derroche y vacíos en la administración pública.

Los guerrerenses estamos dispuestos a trabajar en conjunto para que unidos transformemos la fisonomía y esencia del estado.

2.- Manuel Añorve Baños, candidato perdedor del PRI al gobierno del estado volvió a ocupar la presidencia de Acapulco con una carga negativa que se asemeja, guardando las distancias pertinentes, a la de Anastasio Somoza en Nicaragua; “Doc” Duvalier en Haití o el mismo Hosni Mubarak en Egipto, claro está que estos fueron en sus circunstancias estadistas y él apenas un zon politikon catapultado por algunos miembros de la clase política priista que compró fantasías y que ahora debe bregar solo en el maremágnum de inconsistencias ideadas en su imaginario.

Un día antes de que regresara al palacio de gobierno del municipio Añorve Baños arregló que quitaran la mayor parte de espectaculares, pendones y propaganda donde aparecía como flamante candidato; organizó un recibimiento con bandas musicales, discursos incendiarios y pancartas de apoyo de agrupaciones que le deben favores a sectores de su partido, a fin de hacer sentir a propios y extraños que urgía su presencia.

Es iluso pensar que Añorve Baños va a cambiar su forma de comportamiento político. Lo interesante será que ahora sí realice algo por Acapulco. Ahí están las calles invadidas por vendedores ambulantes, transporte público sin normatividades, baches en todas las avenidas y calles, colonias y fraccionamientos sin agua, fallas en la recolección de basura, tráfico vehicular imparable y una deuda pública que pone en riesgo la continuidad de programas sociales y económicos. Ojalá que utilice su ímpetu para resolver una parte sustancial de los problemas que aquejan a los acapulqueños y deje de pensar en puestos de elección popular en el mediano plazo, a efecto de que cumpla con las promesas vertidas desde 2008. Ojalá realice algo por el bien de Acapulco.

Titánico trabajo les espera a colaboradores que se quedaron en la administración y los que vuelven con él, para efectuar acciones sensibles a los ojos de una sociedad vilipendiada por el exagerado marketing y promoción personal que hizo gala Manuel Añorve desde 2008. Ojalá que no se limite a “cacarear” logros inexistentes o reposicionar una imagen mediática que diste mucho de ser cierta cuando es comparada con la realidad. B.H.G. Ω

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal