ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

domingo, 12 de diciembre de 2010

LOS DADOS POLÍTICOS EN MÉXICO


LA MANIPULACIÓN DE LOS DADOS POLÍTICOS EN MÉXICO.
Por Baltasar Hernández Gómez.


Hay que agradecer a Vicente Fox Quesada que su boca arrojó la víscera sin contemplaciones debido al enojo producido por las declaraciones del presidente Felipe Calderón [Jeli-pillo como lo llama Jairo Calixto Albarrán en su programa “Política Cero”, que se transmite en Milenio Televisión], señalando que hubo muchos errores durante el sexenio 2000-2006, los cuales propiciaron ambientes negativos en las asignaturas financieras, políticas y de seguridad nacional. El exmandatario federal, caracterizado por la utilización de botas y hebillas de ranchero norteño aseveró -sin ningún protocolo- que personalmente había cargado los dados electorales en 2006 para impedir la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la primera magistratura. Fox Quesada dijo, sin decirlo explícitamente, que la ascensión de Calderón Hinojosa se debió a sus desaseadas faenas y no al arrastre de quien ahora ocupa Los Pinos y mucho menos al empuje de la ola democratizadora en México, levantada desde el año 2000.

Resulta evidente que la manipulación de dados no se realiza nada más en las barras y mesas de cantinas, sino también en los entretelones de la política a la mexicana. No obstante la gravedad del tema, tirar dados cargados no representa un delito grave para las instancias fiscalizadoras de los procesos electorales y Vicente Fox, al igual que otra centena de políticos y gobernantes, tienen la certeza que brinda la impunidad para seguir deambulando libremente por marquesinas sociales y pasadizos oscuros sin despeinarse copetes. El surrealismo del surrealismo político es algo así como la negación de las contradicciones, proveyendo no sólo anécdotas a la historia contemporánea de México, sino una cauda de agravios que por su enorme amenaza, los mexicanos no sopesan en su real magnitud y mejor los vuelven ejercicios catárticos. El coraje interno es metamorfoseado en sátira, lo que desafortunadamente no es convertido en participación viva por el ambiente represivo, cínico y mediático del sistema político mexicano.

Por la incompetencia comunicacional del expresidente Fox Quesada se descubrió la estrategia del actual régimen panista para ocultar sus bajezas por medio de mensajes de superación personal, de guerra contra el narcotráfico y programas socioeconómicos paliativos, que en nada resuelven los efectos de la crisis económica y moral que sufre en carne propia el país. El apoyo directo de Vicente Fox a Felipe Calderón, restó votos a López Obrador y dividió el espectro electoral favoreciendo al abstencionismo y la desmovilización, lo que finalmente impuso al segundo presidente de filiación panista. Si bien es cierto que Fox Quesada no lo hizo por simpatía o preferencia, porque Felipe Calderón no era su candidato, las consecuencias tuvieron un efecto positivo para el arribo del eterno panista y burócrata que ha sido el jefe del Ejecutivo federal, quien inequívocamente fue favorecido con las bondades de impunidad.

Por eso cuando leamos o escuchemos afirmar por parte de gobernantes o legisladores que los procesos electorales son asépticos tienen que ulular en la interioridad las alarmas de que esto es un distractor para incubar el disimulo de sus preferencias. Los políticos que viven de la política y no para la política recurren a las falacias semánticas para esconder sus afinidades y diferencias, que luego son traducidas en discursos incendiarios para recomponer la opinión pública y la intencionalidad del voto ciudadano.

¡Claro que hay manipulación de los dados! Que no vengan con que la política es pura, justa y ciega, porque las “tepocatas y víboras prietas” que pronunció Vicente Fox desde su campaña en el año 2000 y hasta la más reciente entrevista, desenmascararon los acuerdos y pactos de la partidocracia para poner o quitar candidatos, asignar o negar proyectos económicos o sociales. En el último tercio del sexenio calderonista los dados cargados están empezando a meterse en los cubiletes de Palacio Nacional, Congreso de la Unión y oficinas legales y subrepticias que le apuestan a rediseñar un México a su medida. A continuación, me permito enunciar algunas jugadas con dados cargados en los corrillos nacionales.

Los dados en el PRI.-

1.- La imposición de Enrique Peña Nieto como el único abanderado de este partido que garantice un triunfo basado en lo mediático y la sinrazón. El manejo videns del actual gobernador del estado de México tiende a dejar fuera a candidatos del PRI tradicionalista, así como a los opositores, haciendo prevalecer la estética, el glamour, las relaciones sociales, compromisos económicos y lazos políticos. Cada vez menos hay inclinaciones a favor de Manlio F. Beltrones (no obstante el pronunciamiento fuera de lugar hecho por un senador priista, el pasado 7 de diciembre/2010) o Beatriz Paredes.

2.- La mayoría numérica de sus legisladores en el Senado y Cámara de Diputados son el fiel de la balanza para impulsar programas y presupuestos que vayan destinados a reposicionar asertivamente al partido en la psique y preferencia social, sobre todo en los sectores más desprotegidos y con menor rango de estudios escolares.

3.- Los medios masivos de comunicación están apostándole a la recuperación del PRI, para que vuelvan tiempos mejores (utilizando el slogan de campaña de Manuel Añorve Baños, actual candidato de este partido a la gubernatura del estado de Guerrero), a fin de que haya vastedad de dinero en campañas de promoción personal, política y gubernamental. En este sentido el PAN es etiquetado como incapaz, alejado de la sociedad y productor de muertes y mentiras. En contraparte, el PRD está siendo señalado como organismo peligroso, populista y proclive a la violencia y descomposición social.

Los dados en el PRD.-

1.- La apuesta va en dirección del armado de coaliciones con otros partidos, incluyendo al PAN, para arrebatar el mayor número de puestos de elección popular al PRI, sin considerar que en esto pierde autonomía y la calidad de erigirse en un proyecto distintivo de Nación. Si esto sigue así podría convertirse en un PVEM, es decir, en un partido que aporta cada vez menos votos, pero que sirve de aliado necesario al que sólo se le darán algunas plazas de control administrativo y legislativo, si bien le va.

2.- La cúpula partidista se asocia con las élites en el poder, para sacar ganancias a corto plazo, desmontando así cualquier posibilidad de mantenerse como un partido sui géneris que luche por la conquista del poder y persiga metas que beneficien a las clases sociales no favorecidas por el sistema.

3.- La negación de apoyos a candidatos lópezobradoristas o que no acaten los objetivos de los grupos hegemónicos, lo cual da mayores márgenes de movilidad a los otros partidos. En esta fragmentación los candidatos pueden adquirir medianas cuotas de sufragios, pero por separado no significan problemas mayúsculos para el recuento general para el PRI o el PAN.

Los dados de Felipe Calderón y PAN.-

1.- La operación del centenario de la Revolución y Bicentenario de la Independencia permitieron la acumulación de miles de millones de pesos para la operación de campañas de promoción institucional, desviar preocupación social y fomentar la imagen de funcionarios que pudieran ubicarse como candidatos calderonistas para 2012, como el caso de Alonso Lujambio Irazábal (actual secretario de Educación Pública) o Javier Lozano Alarcón (secretario del Trabajo).

En lugar de que la fiesta cupular trajera recuentos positivos para el actual gobierno federal, del cubilete salieron sospechas y acusaciones sobre los turbios manejos de tres mil millones de pesos -monto aproximado que se gastó en los eventos programados por el régimen calderonista-. Los directamente acusados son los titulares de SEP, Trabajo, SHCP y Economía, dejando “la caballada flaca” para la elección del futuro candidato panista a la presidencia de la República dentro de año y medio.

2.- Los contratos para la producción, distribución y colocación de affaires de los festejos de la Independencia y Revolución no estuvieron a la vista pública, pues el objetivo fue que la gente percibiera que el gobierno estaba “regalando” souvenirs patrióticos, escondiendo el llenado de bolsillos de las empresas y personas que vendieron al gobierno millones de banderas tricolores, trípticos, discos compactos, conciertos de artistas, spots publicitarios, trípticos, etc.

3.- La negociación de puestos de elección popular para familiares y amistades de Felipe Calderón: los casos más sonados son el de Margarita Zavala (esposa de Felipe Calderón quien es promovida anticipadamente para una silla en las nuevas instalaciones del Senado en avenida Reforma) y la hermana Luisa María Calderón (proyectada para la gubernatura de Michoacán).

4.- El reforzamiento de la guerra contra el narcotráfico trae consigo inmensas cantidades de presupuesto, pertrechos y capacidad decisoria a favor de las fuerzas armadas y la dependencia que dirige Genaro García Luna. Esto les ofrece la oportunidad de acumular, pero sobre todo desplegar poderío y alta presencia en acciones sociales, de seguridad pública, protección civil e intervención extra-judicial. De acuerdo a los documentos filtrados por Wikileaks, instructores militares y espías norteamericanos han preparado a soldados y marinos para combatir a ciertas células mafiosas, además de proporcionarles información clasificada sobre la localización de capos de mediana y baja envergadura.

5.- La imposición de personas con tendencias católicas extremas y de fuertes intereses económicos en instancias gubernamentales, como es el caso de la CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos) por parte de grupos de derecha trata de introducir relaciones efectivas con el Yunque y Televisa (José Antonio Ortega Sánchez y Marcos Fastlicht Sackler. El primero abogado del cardenal Sandoval Iñiguez y cuñado del líder del organismo fascistoide Pro-Vida, y el segundo suegro de Emilio Azcárraga Jean).

6.- Si es verídico lo que plasma Anabel Hernández en su libro Los señores del narco, los dados cargados se inclinan a favor del cártel de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” y de las fuerzas armadas, que pudieran no solamente solicitar un Estado de excepción, sino incluso la conformación de una junta militarizada de gobierno.

7.- Las medicinas contra virus de reciente aparición, las comidas chatarras en las instituciones escolares de la República no están dirigidas a ayudar a la población, ya que representan una jugada política para “hacer creer que se cuida a la sociedad mexicana. El discurso en materia de salud sólo cambia los ejes de ganancia a favor de empresas transnacionales, ya que ahora pueden vender medicinas que no están en los anaqueles de las farmacias del IMSS, ISSSTE, Seguro Popular o Secretarías de Salud en estados y municipios. En las escuelas los productos chatarra serán reacomodados como mercancías consumibles, aduciendo ahora bajos contenidos calóricos, pero al final de cuentas van a resultar lo mismo, porque lo único que variarán es en la presentación con nuevas envolturas llamativas, pesajes “equilibrados”, tratando de resaltar propiedades nutricionales inexistentes.

8.- El arribo de Gustavo Enrique Madero Muñoz a la dirigencia del PAN es un movimiento que intenta afianzar el papel del Calderón Hinojosa y su esposa en las decisiones partidistas, teniendo como interlocutor a un político que es senador y que puede ser manipulado por el círculo cercano del primer mandatario para tratar asuntos escabrosos con todo tipo de interlocutores. No se ve por dónde el relevo en el blanquiazul otorgue puntos para llegue en mejor forma a la contienda de 2012, pues se quiere dar la impresión de que es un organismo unido y con independencia de Los Pinos, pero lo que se observa es mayor injerencia de la pareja presidencial. Los dados cargados dieron una “pachuca” en el juego, pues la división afloró con las disputas entre los grupos comandados por Margarita Zavala, Patricia Flores y Manuel Espino en mucho menor grado.

Hasta el momento los dados cargados continúan aventándose en las mesas de dependencias gubernamentales y espacios metaconstitucionales en detrimento de millones y millones de mexicanos. No obstante el capital que otorga el Estado a la clase dominante, que hace sentir que nada va a cambiar, hay que tener presente siempre que llegará el día en que la sociedad civil tome en sus manos el cubilete para aventar los dados en la cara de los detentadores del poder que han ido en contrasentido de las necesidades y aspiraciones de la Patria hecha carne en los millones de niños, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad y discapacitados que ven desaparecer a mil por hora sus legítimas aspiraciones para alcanzar estadios de vida digna. Por eso hago mío el refrán popular “No hay plazo que no se venza ni deuda que no se pague”. B.H.G. Ω

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal