ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

martes, 16 de noviembre de 2010

LAS PLEGARIAS QUE REZAN LOS POLÍTICOS: el caso de Manuel Añorve Baños, candidato a la gubernatura del estado de Guerrero, México.


A QUIÉNES INVOCA MANUEL AÑORVE PARA CONSEGUIR LA GUBERNATURA DE GUERRERO
Por Baltasar Hernández Gómez


“Por su boca muere el pez” establece un adagio popular que enseña a los individuos a mesurar su lenguaje antes de expresar sus ideas. Éste aplica perfectamente al candidato priista a la gubernatura de Guerrero, Manuel Añorve Baños (MAB), pues en sus mensajes políticos deja ver rasgos intrínsecos de su modus vivendi, que quebrantan al máximo su ya de por sí reducido capital electoral. Desde mediados de agosto de 2010 sus arengas están sobrepuestas en una plataforma fundamentalista que favorece la violencia, combinando fuertes cuotas de textos e imágenes autoritarios con palabras cuasi religiosas. Después de su controvertido ungimiento como abanderado tricolor adoptó una postura soberbia, porque se siente depositario del apoyo incondicional e inamovible de los clanes sureños del poder, que le hace pensar que posee la contundencia necesaria para ganar las elecciones de enero de 2011.

Se olvida que los procesos democráticos, además de ganarse con dinero, mecanismos de intimidación y ataque a contrincantes, compra/venta de consciencias y presencia mediática, deben ampararse en los votos no sólo de las zonas controladas por el priismo tradicional, que readecua mapas de presencia en regiones de atraso socioeconómico, sino principalmente en la participación decidida de cientos de miles de personas que no tienen partido fijo, amarres clientelares o que aún no toman una definición.

El acarreo masivo de personas en mítines, el golpeteo contra todo aquello que no esté a su favor, la aparición sistemática en medios de comunicación, los anuncios impresos, acarreos de personas y la aplicación de encuestas son la base del posicionamiento de MAB, sin embargo, la percepción social y la intencionalidad del voto transitan por vías diferentes, que no alcanzan a divisar los pésimos émulos de “Sun Tzu” que integran su equipo. Sus declaraciones han sido una cadena de conceptos huecos con alta carga de negatividad hacia lo que suponga transición democrática abierta u obtención de estadios sociales mejores sin necesidad de paternalismos o altruismos (lo que entra en clara contradicción con su lema “Tiempos Mejores”). Su fuerza de campaña está impulsada por los viejos modelos verticales de hacer política, que ve la llegada al poder como un movimiento continuo de arreglo a fines, con el objetivo de acaparar puestos de elección y plazas administrativas en instituciones gubernamentales, que brinden la oportunidad de acumulación segura de capitales sociales y financieros.

¿Cuáles son las plegarias que invoca MAB para llegar a la gubernatura de Guerrero? A continuación enumero y explico cuatro de ellas:

Plegaria 1. “Dios mío, hazme gobernador del estado”.
MAB parte de la idea errónea que al invocar el auxilio de Dios está acercándose a la gente. Táctica errónea, ya que desde que tomó posesión como presidente de Acapulco hizo uso de códigos religiosos, para supuestamente ganar más adeptos, pues le han insistido al oído que en tiempos de crisis las víctimas sociales se refugian en ermitas místicas o metafísicas. Craso error comete el candidato tricolor, pues sus rezos no tienen correspondencia con sus actos: en el año y siete meses que retozó en la silla presidencial no resolvió ni mínimamente los problemas añejos del municipio más importante de Guerrero -que no emanaron de las tres administraciones perredistas que le antecedieron, sino de mucho tiempo atrás-. No hubo un ápice de compromiso o responsabilidad en su anodina administración para gobernar en beneficio de residentes y visitantes, en virtud de que inauguró un show de giras de trabajo para mercadear apoyos en su carrera enfermiza de saltar más alto. No se ha dado cuenta que puso al descubierto la constante de que cuando obtiene un cargo, inmediatamente quiere brincar al siguiente.

En las reparaciones menores de calles y parques; en las entrevistas con medios cooptados por el dinero que fluye desde la secretaría de finanzas y dirección de comunicación social; en las fiestas donde bailó con quinceañeras y apadrinó bodas masivas pagadas con el erario público; en las clausuras de eventos y en la continua aparición en actos del gobernador y visitas del presidente de la República, MAB utilizó frases bíblicas que lo hicieron parecer capellán cristiano, que bien podría ser católico o miembro de cualquiera de las congregaciones autorizadas por la secretaría de gobernación. En concordancia con sus intenciones electoreras, MAB ambicionó penetrar la mente ciudadana como portador de lo bueno, el ungido por el dedo de Dios, tratando de replicar burdamente el panel pictórico de Michelangelo Buonarroti, colocado en la bóveda de la capilla Sixtina del Vaticano, donde se aprecia que Dios está a punto de tocar el dedo índice de Adán.

A pesar del esfuerzo, sus predicciones salieron mal, pues al dejarse ver como “arcángel con corazón” ha estado incluyendo -entrelíneas- la figura de Ángel Aguirre Rivero (AAR), quien a la hora de las definiciones optó por salirse del juego perverso de las dirigencias del PRI, convirtiéndolo en su rival.

No obstante la repetición de proverbios cristianos, “Chucky, el muñeco diabólico”, como lo apodó a mediados de 1998 el exgobernador René Juárez Cisneros, suponiendo que MAB era apoyado por AAR para obtener la candidatura a la gubernatura para el sexenio 1999-2005, y que luego comprobó que él mismo llevó a cabo lobby soterrado para promoverse ante dirigentes priistas del centro; no ha podido sacudir de la memoria colectiva sus yerros, pues siempre dice una cosa y hace lo contrario. Esta manera incongruente de proceder lo estampa contra la pared del desatino, anidando un desprecio o por decir lo menos, un alejamiento de la población que oye palabras que no dicen ni significan nada y observa jugadas malintencionadas de egocentrismo, que no tienen relevancia para su cotidianeidad.

MAB acumuló medallas burocráticas en su paso por organismos públicos y puestos de elección, los cuales fueron concesiones de sus protectores, prohijando pensamientos adversos hacia su persona, ya que se dedicó a cultivar vientos populistoides en las clases sociales con bajo nivel económico, trayendo como resultado tempestades en su contra por deslealtades, veleidades y falta de cumplimiento de acuerdos. En síntesis: los autogolpes dados ni Dios los quita y esto se verá reflejado en enero de 2011.

Plegaria 2. “Cobíjame en la sombra de ahuehuetes y permíteme aferrarme a una mejor liana”.
El agradecimiento, la amistad, los espaldarazos, las enseñanzas, el parentesco, los puestos públicos y la deuda moral y económica que moralmente tiene con AAR quedaron en el baúl del olvido, toda vez que a partir de este año MAB fue solamente él y nada más que él. Desde antes, su envanecimiento lo situó como un ser acechante del poder por el poder mismo, hilando maquinaciones que pudo vender a las cabezas de los clanes políticos en Guerrero, como la idea de que sólo él garantizaría prebendas políticas y jugosas ganancias económicas. Sus cartas mayores fueron: 1) El reavivamiento de la animadversión de Figueroa Alcocer y Juárez Cisneros contra AAR……los exgobernadores y comparsas cayeron en el garlito, más por intereses a futuro que por pasiones desmedidas, y 2) El respaldo de los líderes del PRI a nivel nacional, reduciendo apoyos hacia su mentor.

La apuesta de guarecerse con la sombra del figueroismo y renejuarismo no traerá dividendos contundentes, en virtud de que para la clase política esto significa un soporte, pero para la sociedad civil un retroceso, es decir, “pan de lo mismo” en versión modernizada de autoritarismo, desapariciones, torturas, corrupciones al mayoreo y olvido hacia las causas sociales. Para miles de jóvenes que acaban de entrar al universo electoral, los grupos del pasado no les dicen nada y por eso votarán por aquel candidato que presente programas sustentables e interesantes, pero que además proyecte eficacia, responsabilidad, compromiso y sobre todo coherencia (aunque algunos líderes, profesores, directores de escuelas y analistas de café crean que convocándolos en sitios públicos, dándoles camisetas, gorras, alimentos, bebidas y material consumible tendrán afianzado sufragios).

Con los grupos hegemónicos MAB se porta como alfil que se mueve lateralmente conforme lo vaya pidiendo el momento, ya que su meta es capturar recursos para su causa, a efecto de saturar el suelo guerrerense con propaganda, víveres, dinero en efectivo, hombres y mujeres que concentren credenciales del IFE, sistemas para borrar nombres y transportes para llevar y traer acarreados. A pesar de este despliegue, la compañía de los “poderosos de siempre” no ganará simpatías y mucho menos le otorgará certeza para hacer la sumatoria de quienes le dicen que votarán por él, pero que al momento de depositar su boleta en la urna lo hagan por el otro candidato. Alguno de los dos “jefes de clan”(o los dos) va a terminar acercándose a AAR, no para zanjar diferencias o ganarse otra vez la amistad perdida, sino porque se están dando cuenta que la campaña de MAB no levanta y no pueden darse el lujo de continuar perdiendo presencia y mucho menos poniendo en riesgo intereses. Ahí están las recientes declaraciones del gobernador, que dan muestra de que en la praxis política no hay apoyos incondicionales ni enemistades absolutas…….Es de sabios rectificar, dice otro adagio.

Las sombras de los “caudillos” no le servirán a MAB para remontar la espiral de falsedad e impericia que ha creado en su trayectoria política. Sería fácil corroborar lo anterior, realizando sondeos con la gente de a pie, taxistas, comerciantes, empresarios, estudiantes, amas de casa, profesionistas, técnicos y subempleados, para percatarse que existe una opinión hostil hacia el candidato del PRI. Debe quedarle grabado que Mitofsky, María de las Heras o Gabinete de Comunicación Estratégica no son los únicos que pueden verificar el pulso social.

Plegaria 3. “Haz que la memoria colectiva se desvanezca”.
MAB creyó que al llegar a la presidencia de Acapulco se produciría un efecto trampolín, acomodándolo en los rieles que van directo a la gubernatura de Guerrero, pero el pronóstico no salió como lo señalaron aprendices de pitonisos en el oráculo de Insurgentes Norte. 2009 y la mitad del 2010 fue una vorágine proselitista, que le impidió realizar algo notable por y para el municipio. MAB se dedicó a firmar cheques, enlazar concertacesiones a nivel estatal y nacional, vestirse de blanco y verde para visitar enclaves urbanos y suburbanos, engrosar la nómina con nuevos elementos administrativos y operativos, realizar obras de remozamiento y solicitar préstamos para salvaguardar gastos de publicidad y promoción. En un año y siete meses los ojos y oídos de acapulqueños, guerrerenses y connacionales se enfrentaron al hartazgo debido a las desmedidas apariciones de MAB en medios masivos de comunicación.

MAB inaugurando obras de relumbrón. MAB dándose baños de pueblo con niños, adultos y personas de la tercera edad. MAB acompañado de su esposa y personas con capacidades distintas. MAB sonriente junto a políticos y gobernantes de su partido. MAB en desplegados y entrevistas. MAB ofreciendo lecciones de pundonor en actos convocados por su séquito. MAB diciendo que su prioridad era Acapulco, pero en realidad estaba trabajando para amarrar su candidatura a la gubernatura. MAB bailando con comerciantes ambulantes y turistas de fin de semana. MAB ofreciendo la manguera de una pipa de agua a niños menesterosos de colonias periféricas. En fin…...MAB, más MAB y mucho más de lo mismo, a toda hora y en cualquier resquicio donde tuviera albergue a través de los contratos suscritos con medios de comunicación, mientras el municipio se desgajaba en fragmentos difíciles de reconstituir.

Acapulco fue utilizado como plataforma de despegue para su candidatura, pero el efecto no fue el esperado, ya que su incapacidad para gobernar lo puso en el centro del descrédito. En el imaginario colectivo persisten varios cuestionamientos: ¿Podría gobernar los 81 municipios del estado si no demostró hacerlo en uno? ¿Cómo podría desempeñar un papel digno como estadista, pues estaría pensando en la presidencia de la República en 2012? ¿Cómo podría manejar 35 mil millones de pesos a nivel estatal, si en Capama, sindicatura, secretaría de Finanzas y presidencia municipal no pudo ofrecer comprobaciones sobre endeudamientos y manejos poco claros en la tesorería? ¿Cómo podría sacudirse los compromisos negociados con sus propulsores e independizarse de su imagen negativa? ¿Cómo podría administrar los asuntos sociales, económicos y políticos de la entidad con funcionarios reciclados y rescatados de la ignominia, que además tienen dudosa reputación social, señalados como corruptos en pasadas apariciones públicas y tipificados como incultos, irresponsables, insensibles y con un notorio perfil oficinesco?

Los resultados desfavorables de su más reciente aparición gubernamental están a la vista de propios y extraños: escasez de agua, drenajes colapsados, contaminación de aguas que desembocan en la bahía, calles destrozadas con tremendos baches rellenados con arena y asfalto de ínfima calidad, obras sin sentido social, que sólo sirven para reacomodar gastos financieros, nulo fomento de proyectos productivos y carencia de políticas de fomento turístico, corrupción en oficinas y agentes del orden, adquisición de materiales a costos elevados, pago exorbitante en materia de recursos humanos y prestaciones, ingobernabilidad, inseguridad y una lista interminable de mentiras y dobles lenguajes.

Profundo es el amor y el odio, pero más hondo el recuerdo………………y muchos no olvidan lo terrible de las actuaciones de MAB; de su doctorado alcanzado mientras se desempeñaba como funcionario de primerísimo nivel, que por ley y compromiso no le daba tiempo para cuestiones personales o académicas; de sus correrías personales exhibidas por accidente en el escaparate social; de desvíos inexplicables, que están asentados en denuncias ante el MP e instancias fiscalizadoras; de acuerdos sin cumplir con líderes, contratistas y ciudadanos que, en un momento de urgencia, se le acercaron para solicitar apoyos que nunca llegaron.

Plegaria 4. “Haz que aparezca en los medios de comunicación y en toda zona pública, para luego existir”.
Sin importarle el juicio popular acerca de su desempeño, MAB se envolvió en el manto mediático para aparecer como gobernante iluminado, acompañado por sonrisas de actores, voces de locutores, música vigorizante y paisajes inmaculados. A pesar de la política de ficción impuesta para tratar de esconder la inmundicia prevaleciente en avenidas, calles, cuencas de agua que van a parar al mar, oficinas públicas, transporte y equipo del ayuntamiento inservible o utilizado para llevar a los hijos a la escuela o para hacer obras privadas en fraccionamientos de clase media y alta; su presencia generó una alta dosis de negatividad.

Si alguien de otra región, de otro estado o del extranjero se guiara por los medios masivos de comunicación para tener una visión de Acapulco, apreciaría al municipio como un sitio paradisiaco, con mujeres y hombres embelesados con su gobernante local, con infraestructura urbana de primer mundo, limpieza y cultura ecológica, con seguridad pública y fomento a la inversión; sin embargo, esto se caería del pedestal cuando apreciara “en vivo y en directo” el estado lamentable en que está Acapulco por la ineptitud de MAB y su cuerpo de funcionarios.

Diariamente aparecen noticias a 8 columnas en los diarios locales dando fe pública de la maravillosa gestión de las autoridades municipales. La gran mayoría de los programas radiofónicos y televisivos hablan sobre las bondades de vivir en Acapulco y sobre la gracia que tuvieron los acapulqueños por haber elegido a MAB como presidente. En los últimos diecinueve meses todo ha sido fotografía diurna y nocturna de la bahía de Santa Lucía, que quiere hacer ver y sentir la brisa marina, el barullo de discotecas, el sonido de gaviotas, la cadencia de cuerpos bronceados, el sabor a la costa y el trato cordial de sus habitantes. Tanta palabra e imagen pulcra no produjo enajenación de corte hitleriano, sino recelos, porque dicha saturación mediática llegó al tope de lo permisible.

Ante ríos de tinta en periódicos, imágenes y audios en radio, televisión e internet la colectividad detectó que algo anda mal, que algo se quiso guardar debajo del tapete: la falta de interés por sujetarse al mandato jurado en 2009 para cumplir y hacer cumplir las leyes con el compromiso de realizar obras y programas sociales y económicos que beneficiaran a los acapulqueños. MAB fue marketing y marquesinas, nada más y nada menos.

Un dedo no puede ocultar la claridad del sol y menos aún que la realidad de Acapulco está plagada de carencias incrementadas al mil por ciento. Ni la risa blanqueada, los ojos verdes encendidos, la vestimenta impecable, la mirada de servidor mesiánico, la esposa y funcionarios agarrando manos desvalidas de gente necesitada de servicios o la figura de deportistas y actores en desplegados y comerciales pudieron apartar de los ojos de habitantes y visitantes la podredumbre que se vive en todos los espacios de convivencia y recreación del puerto y qué decir del desastre en lo concerniente a la infraestructura existente en las áreas suburbanas y rurales.

Tanta aparición acabó siendo un boomerang que se estrelló en la cerviz de MAB, pues atiborró a los acapulqueños de anuncios audiovisuales, que contabilizados en monitoreo suman 336 impactos diarios, de acuerdo a las pautas convenidas con estaciones de radio y televisión, sin contar banners en internet e impresiones en periódicos, revistas, folletos, bardas y espectaculares. Ya que nadie se compadece de la ciudadanía ante el síndrome añorvitis, me permito dar un consejo a su equipo más íntimo: este plan mediático podría venderse como método patentado de tortura a las agencias de seguridad y espionaje del mundo entero. Algo recuperarán de los gastos que derrochan sin medida ni clemencia.

Mientras las aguas encuentran su nivel en la campiña guerrerense cada vez con mayor insistencia se levantan voces exigiendo ¡Déjenos convivir, pensar, trabajar, estudiar, comer, divertir, manejar y descansar a gusto….…No más slogans directos o subliminales que enaltezcan sin méritos a Manuel Añorve Baños! B.H.G. Ω

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal