ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

lunes, 7 de septiembre de 2009

CIUDADES OXXO


CIUDADES OXXO
La globalización urbana en México
Por Baltasar Hernández Gómez


Poco a poco la visión de los mexicanos se está llenando del color combinado rojo amarelo, pues las tiendas Oxxo empezaron a adueñarse del territorio urbano. Parece que la aseveración del expresidente Vicente Fox acerca de que el “changarrismo” (negocios familiares pequeños) sería la salida a las desventuras económicas, se está haciendo realidad, con la diferencia que la empresa franquiciadora FEMSA, quien se encarga de embotellar las bebidas de cervecería Cuauhtémoc, Coca Cola y jugos del Valle en la zona centro-sur de México, convirtió a las familias necesitadas de ingresos en trabajadores a destajo sin prestaciones laborales ni seguridad social.

Cuando se sale de casa los referentes geográficos ya no son los cruces con semáforos, monumentos históricos, parques populares o la simple nomenclatura de calles, sino los colores brillantes de Oxxo que se multiplican a la velocidad del virus AH1N1 a lo largo y ancho del país. Y esto es posible porque existe un ejército de desempleados que se aferran a cualquier oportunidad laboral, así como propietarios que aspiran a rentar -a como dé lugar- sus espacios disponibles con contratos a plazos de 5 a 10 años y depósitos adelantados. La cadena Oxxo abarca ciudades y poblaciones intermedias cambiando el paisaje que observan millones de niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad en sus recorridos a pie o en vehículo.

Quienes no encuentran trabajo fijo ya no quieren desempeñarse como taxista, vendedor ambulante, obrero temporal o empleado de programas gubernamentales de corta duración; pues existe la posibilidad de ingresar a Oxxo y portar el uniforme bicolor que identifica a la franquicia. Ya contratados, inducidos y capacitados se sienten integrados a un corporativo, que les disfraza su explotación con etiquetas rimbombantes como “asociado de piso, líder de sección, ejecutivo de venta al menudeo”, entre otros nombramientos que dan caché, pero sueldos ridículos ante tantas horas de más que ceden por necesidades del servicio.

Con esto no quiero decir que la política comercial de Oxxo sea diabólica, pero sí que esconde manejos discrecionales entre autoridades, empresarios y la franquiciadora contratante, toda vez que en el afán de invertir capitales, para la obtención de márgenes de ganancia por arriba del promedio bancario, enajenan la fuerza laboral de miles de empleados en una espiral de outsourcing. Los administradores y empleados están tan preocupados por el redondeo, tiempo aire, promociones exigidas por la empresa, cuidado del robo hormiga y el asalto con violencia, que no les preocupan sus derechos y mucho menos el costo elevado de las mercancías que van a parar a los clientes.

La meta de Oxxo es ofrecer al público un abanico de productos de uso cotidiano: lo mismo se halla una goma de mascar, que una botella de vodka o una suspensión contra la diarrea. Este tipo de tiendas se enfundan en el espíritu capitalista de brindar satisfacción por el bien y servicio vendible, así es que teniendo la cobertura de las mejores plazas urbanas, preferencialmente las esquinas con mayor afluencia, se intenta llenar las necesidades del homo transeúntes sapiens para provocar el consumismo de alimentos, bebidas y enseres chatarra, colocados en sitios estratégicos (entrada, salida, pasillos y área de caja) para ser tomados por todo aquel que traspase sus puertas de vidrio transparente.

Esta franquicia ha transformado la idea tradicional de emprendedores, en virtud que ahora mucha gente aspira acceder a Oxxo o, en su caso, adherirse a la competencia de Súper C, 7-Eleven, Go, Extra, entre otras, para no quedar fuera del nuevo modelo de empleo. Los establecimientos especializados en ferretería, abarrotes, farmacia, vinatería, ultramarinos, no son más las coordenadas para la inversión y el trabajo. Muchísimas personas ansían ser parte de un corporativo nacional y hasta cierto grado anónimo, y vestir el uniforme de la empresa para tener sentido de pertenencia. De tal suerte es la reconversión impuesta por Oxxo, que ahora las tiendas son puntos de reunión para citas amistosas y amorosas; para comer barato y beber café o refresco.

Adentro de sus puertas lo mismo pone a la venta un sándwich que unas pastillas para el mal aliento y por eso tiene un público cautivo que quiere ver a la franquicia de la misma manera en que nuestros padres y hasta los cuarenteros de hoy veíamos a los “oasis” de los años sesentas y setentas del siglo pasado, donde nos reuníamos para platicar, bailar y tomar café o alguna bebida prodigiosa en alcohol.

Sin embargo, Oxxo no es el café tradicional o miscelánea de la colonia ni mucho menos el restaurante/fonda de antaño: definitivamente es un consorcio bien estructurado que no permite ver el flujo de capitales invertidos y en operación, ni los procedimientos por medio de los cuales se otorgan permisos de funcionamiento, utilización del suelo urbano, salubridad, comercialización y fiscalización. Es un búnker mercantil que no exhibe los movimientos de recursos financieros, técnicos, materiales y sobre todo humanos, pues lo único que se ven son los establecimientos repletos de anaqueles y refrigeradores enfundados en un caparazón rojo amarelo.

La poca claridad de su funcionamiento interno ha generado una serie de elucubraciones en relación a que dichos negocios pertenecen a políticos, gobernantes e incluso a empresarios de dudosa procedencia. Más allá de las pesquisas oficiales que puedan realizarse a la franquicia y sus puntos de venta, Oxxo es una división mercadológica importante de la cervecería Cuauhtémoc, que inunda la selva asfáltica, pintándola de relucientes trazos en diseños de interiores que fomentan al máximo la compulsión al consumo. Oxxo paulatinamente será el sitio de encuentro para la compra individualista, que sirve para apagar la sed, el hambre, el deseo de adquirir tiempo aire, de obtener un premio de concurso electrónico, o bien, de encontrarse a alguien del otro sexo que esté en la misma situación de soledad o necesidad de levantarse a adquirir lo que sea, a la hora que fuere.

Mientras la curva de crecimiento de Oxxo y de las empresas competidoras se estabiliza (lo que sería una especie de descanso para la ciudadanía), sólo nos queda por hacer dos cosas: 1) Solicitar a los franquiciadores que pongan numeración progresiva y ordenada por catálogo a cada una de las tiendas, a fin de ubicarnos mejor en la ciudad, o bien, 2) Exigir a los gobiernos estatal o municipal para que instalen sitios de interés, monumentos u otro concepto urbanista que rescate el sentido humano y de localización a nuestras ciudades.

¡Nos vemos en el Oxxo 378! ¡No, mejor en el Extra 903! Pareciera estar oyendo algunas conversaciones entre jóvenes antes de ir a realizar tareas escolares o bailar en una discoteca. Otros más conservadores estaremos diciendo ¡Nos encontramos en el monumento a Cuauhtémoc! ¡Te espero en el Malecón! ¡No, mejor en el Zócalo!.......... Quien tenga ojos, que vea. Ahí está pues. B.H.G.

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios:

A las 7 de septiembre de 2009, 16:18 , Anonymous Brenda Sánchez Catalán ha dicho...

Buenas tardes, qué interesante artículo, nos vemos en el Oxxo 1010
Atte. Brenda*

 
A las 13 de diciembre de 2009, 16:35 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Cierto... es un artículo interesante, me parece muy atinado el análisis que se hace sobre el impacto sociocultural que ha causado la estrategia de mercado de FEMSA, pero cabe aclarar que cuenta con algunas inconsistencias,(que no por ello demeritan el valor del artículo) como por ejemplo no se trata de Franquicias, sino de un formato de Comisionistas del negocio.

Felicidades muy buen análisis

Sergio

 
A las 24 de marzo de 2010, 2:48 , Anonymous Anónimo ha dicho...

PONGAN ATENCION ASESORES DE LA ZONA DE CD.VALLES LOS LIDERES DE TIENDA ESTAN ROBANDO Y HAY LIDERES IRRESPETUOSOS YO SOY UN CLIENTE FRECUENTE EN SUS TIENDAS X KE SIEMPRE ESTAN BIEN SURTIDAS Y ENCUENTRO TODO PERO UNA LIDER EN ESPECIAL DE CD.VALLES TRATA MUY MAL LOS CLIENTES TIENE UN MAL CARACTER Y REGAÑA A LOS EMPLEADOS FUERTEMENTE FRENTE A LOS CLIENTES Y AL DECIRLE ALGO UNO COMO CLIENTE RESPONDE DE FORMa grosera y haciendo a que ella no necesita de los clientes que de todos modos va seguir vendiendo pero mi comentario no es x eso si no para que investiguen a esa lider de tienda de cd,valles san luis potosi se llama DORA LUZ MARTINEZ RIVAS DE OXXO LAS AGUILAS Y DESPUES FUE TRANSFERIDA A OXXO SAN FELIPE ALGUN ASESOR O ALGUN LIDER QUE VEA ESTE MENSAJE POR FAVOR COMUNIQUEN A OFICINAS SE LOS AGRADECERE ETERNAMENTE MI Y LES PONGO MI NOMBRE PARA QUE VEAN QUE NO ES BROMA ME LLAMO MARIO ALBERTO ZAMORA ING.DE CEMEX PLANTA CD.VALLES DE ANTEMANO GRACIAS

 
A las 24 de marzo de 2010, 2:53 , Anonymous Anónimo ha dicho...

POR FAVOR HAGANME FAVOR DE INVESTIGAR A LIDERES DE TIENDA DE CD.VALLES EN ESPECIAL A DORA LUZ MATINEZ RIVAS DE OXXO SAN FELIPE UBICADO EN EN EJIDO SAN FELIPE POR FAVOR

 
A las 7 de diciembre de 2012, 14:23 , Anonymous Anónimo ha dicho...

I like reading an article that can make people think. Also, thank you for
allowing for me to comment!
my webpage - GFI Norte

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal