ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

miércoles, 15 de diciembre de 2010

LA TÁCTICA MILITAR DE LA DECEPCIÓN EN LA CAMPAÑA DE MANUEL AÑORVE BAÑOS, CANDIDATO DEL P.R.I. A LA GUBERNATURA DEL ESTADO DE GUERRERO, MÉXICO


LA TÁCTICA BÉLICA DE LA DECEPCIÓN APLICADA EN LA CAMPAÑA DE MANUEL AÑORVE BAÑOS.
Baltasar Hernández Gómez.


Sin concientizarlo, el equipo de campaña de Manuel Añorve Baños trata de copiar las argucias de Ptolomeo I (fundador de la última dinastía faraónica de Egipto) y Acamapichtli (primer tlatoani del imperio azteca) quienes emplearon a mujeres, niños y animales para hacer creer a sus enemigos que contaban con cuantiosas fuerzas militares, cuando en realidad eran superados numéricamente en proporción 3 a 1. El candidato del PRI a la gubernatura del estado de Guerrero anhela ganar las elecciones constitucionales del 30 de enero de 2011 con una estrategia electoral cimentada en lo mediático, utilizando desaforadamente técnicas del marketing político, que en la práctica lo están situando en una espiral de fracaso anticipado por la sobreexposición en los medios impresos y electrónicos. Aunque los añorvistas vociferen que tienen de su lado a las mayorías, Manuel Añorve Baños no cuenta con una base social que lo posicione en las preferencias ciudadanas.

Si bien es cierto que los monarcas egipcios y mexicas pudieron engañar a sus opositores usando a mujeres barredoras, niños y asnos en turba para levantar nubes de polvo [táctica bélica de la decepción] que dieran la impresión de un monumental avance de tropas, Manuel Añorve Baños está alzando polvareda a través de spots propagandísticos, promesas inverosímiles, eventos con gobernantes, políticos y artistas de moda, despensas, dinero, camiones y avionetas, para adjudicarse la intencionalidad del voto guerrerense. Pese al excesivo despliegue de recursos, nadie observa siquiera un destello de convencimiento para atraer empatía que se traduzca -en un lapso de 45 días- en sufragios contantes y sonantes.

Desde la segunda mitad de 2010 la campaña de Manuel Añorve Baños (“Mañorve” como lo nombran hombres y mujeres de entre 22 y 45 años en las 7 regiones de Guerrero) puso a contingentes de trabajadores del Ayuntamiento de Acapulco, militantes y simpatizantes del PRI a operar la táctica de la decepción, o sea, la promoción del desencanto en sus adversarios, levantando nubarrones de confusión con la voluminosa transmisión de productos comunicacionales, que no sólo busca el voto tradicionalista de los seguidores del PRI, PVEM y Nueva Alianza, sino que anhela instituir un ambiente de temor y desilusión, para que, a río revuelto, las fuerzas oscuras de la política en Guerrero sean las que controlen el poder político y económico en la entidad suriana.

Ni las escobas de las cuadrillas del área de Saneamiento Básico que barren algunas calles para hacer presencia y que la población exclame ¡Hasta que por fin están trabajando!; ni las patrullas desvencijadas de la policía y tránsito; ni las avionetas, globos aerostáticos, taxis, autobuses del transporte público o carros particulares pueden expedir nubes que engañen a la gente. Lo que es cierto para seguidores y opositores es que no serán grandes contingentes los que van a votar por Manuel Añorve Baños, pues a lo sumo alcanzará los niveles captados por Héctor Astudillo Flores (candidato del PRI al gobierno de Guerrero en 2005) porque muchos priistas inconformes no depositarán su sufragio a favor de la cúpula del partido que se dejó embaucar por el canto de la sirena obesa perdida en la bahía de Acapulco, sino por Ángel Aguirre Rivero, candidato que concentra en esta coyuntura la fuerza del PRD, Convergencia y PT.

La táctica bélica de la decepción no sólo tiene su éxito en el levantamiento de polvo en un frente, sino en la diversificación estructurada movilización-ataque. No obstante que esta lección elemental de praxis político-militar debieran de conocerla los “gurús” que acompañan a Manuel Añorve Baños, tal parece que la desconocen, pues únicamente le aconsejan seguir manejando escobas y asnos para enrarecer el ambiente con polvo, pero no más, ya que carece de un pool de expertos que le den contundencia, sentido de pertenencia y solidez ante la ciudadanía. El candidato del PRI y su círculo cercano (que dicho sea de paso ha sido desplazado por priistas provenientes de Tamaulipas) asumieron que el videns del marketing político es más que suficiente para manipular la psique de la sociedad civil. Craso error que se verá reflejado en el conteo final de sufragios el último domingo de enero 2011.

Mientras que Manuel Añorve Baños levanta virutas enarbolando promesas populistoides que nadie percibe como verdaderas, el candidato Ángel Aguirre Rivero lo puso en la lona exponiendo 5 ejes rectores de consolidación económica, social, cultural y seguridad pública. Mientras Manuel Añorve Baños quiere alzar tierra paseándose con artistas como Jordi Rosado y Galilea Montijo (conductora de la empresa Televisa, que viene los fines de semana a Acapulco, cobrando -por sesión de dos días- 376,000 pesos más gastos de alimentación, hospedaje y viáticos), Ángel Aguirre Rivero visita los 81 municipios e instituye foros de análisis y propuestas.

Manuel Añorve Baños ha caído tan bajo arrojando arena del mar en la cara de los guerrerenses, creyendo producir “tormentas en el desierto”, pero más aún, porque a través de la infame colocación de spots en los medios masivos de comunicación, quiere pasar como el prócer que Guerrero necesita para salir del atraso y la violencia. El candidato tricolor tocó fondo con la puesta en marcha del ardid cibernético que somete a millones de usuarios de portales de mensajería virtual a la observación forzosa de sus fotografías y promesas, siempre en camisa verde y sonrisa perversa ¿Quién dio permiso a Manuel Añorve Baños para introducirse en la correspondencia privada? Los 1.75 millones de pesos pagados a MSN, Google, Yahoo, entre otros buscadores y sitios virtuales de la “súper carretera de la información”, como también es denominada la internet. B.H.G. Ω

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal