ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

lunes, 20 de diciembre de 2010


DILAPIDAR MILLONES PARA SEGUIR SIENDO DEMÓCRATAS.
Baltasar Hernández Gómez.


Después de la turbulenta elección de 2006, mediante la cual se impuso la continuidad del sistema político con un disfraz de alternancia, el Estado mexicano tuvo que diseñar -otra vez- una reforma política para solventar los quiebres de la democracia procedimental mexicana, es decir, cambiar para que nada cambie, teniendo como prioridad la legalidad de los procesos comiciales a futuro. 2007 y 2008 fueron años en que se aprobaron innovaciones normativas que disminuyeron la duración del proselitismo partidista y los costos del marketing partidocrático. El motivo principal de las instituciones es ganar legitimidad, esa que en contracorriente, cada 3 ó 6 años, se disipa por la falsedad, avaricia y corrupción de políticos y gobernantes, aumentando los índices de abstencionismo, pero sobre todo de desazón ciudadana.

Por dicha situación no resulta trivial que el grueso de la población en edad de votar no crea ni sienta suya la democracia. Aparte de la ineficacia en instancias fiscalizadoras, parcialidad en la toma de decisiones, el desaseo en la organización y operación de comicios, el corporativismo democrático, es decir, el IFE, Trife, Congreso de la Unión, partidos políticos, Gobernación y medios masivos de comunicación son entidades que cacaraquean exageradamente los huevos de la gallina de oro en que se ha convertido el sistema político, pero jamás ofrecen resultados contundentes para fortalecer una cultura democrática horizontal, que tenga su origen en el espacio íntimo de los hogares y que culmine en el ámbito público, en todos y cada uno de los actos que tengan que ver con el bienestar social.

El IFE se ha convertido en un patronato para los partidos políticos, que cada día exige más recursos para su funcionamiento sin otorgar efectos positivos para el grueso de la población. En el rubro de gastos de operación, prerrogativas, publicidad, recursos materiales y técnicos el IFE gastó 21´000,000,000 (veintiún mil millones de pesos) en el año 2009, cifra equivalente al presupuesto de egresos de los estados de Colima y Tlaxcala juntos o Querétaro. Visto desde otro ángulo, este espeluznante derroche “por la democracia” representa el 10% del gasto federal en educación pública.

Los datos por sí solos no pueden quedarse en el terreno del abuso de las finanzas públicas, sino deben convertirse en un llamado de atención para conceptualizar que la democracia mexicana es la más cara de Latinoamérica, ya que si la analizamos comparativamente con otras potencias del Cono Sur, como son Argentina y Brasil, México está 1,600% (un mil seiscientos por ciento) por arriba del promedio general. La democracia en nuestro país no solamente es costosa, sino dolorosa, pues mientras en la tierra de Carlos Gardel y Evita Perón el voto cuesta 29 centavos de dólar y en la tierra de Pelé, 41 centavos de dólar, en la nación de “la raza de bronce” el sufragio per cápita tiene un precio de 17.21 dólares.

La democracia como horizonte político inalcanzable, como utopía construida desde las cúpulas del poder ofrece un escenario ilusorio, un placebo a sectores sociales de las zonas urbanas y rurales, que se aferran a creer sistémicamente en las bondades de los procesos electorales constitucionales. No obstante la nobleza del mexicano, el dispendio bochornoso de recursos monetarios sigue viento en popa y a toda vela, a pesar de que en los hechos hay una baja considerable en la participación social.

Pero la bondad de la sociedad tiene un punto de ruptura que los detentadores del poder no visualizan en su real magnitud, pero que se verá más temprano que tarde. Con todo, aún persiste el cinismo del discurso y la actuación de las mujeres y hombres que se encuentran en la cúspide del poder, como la respuesta otorgada por el actual presidente consejero del IFE, Leonardo Valdés Zurita, cuando reporteros de la fuente política le preguntaron sobre su elevadísimo sueldo, que ronda entre los 350 y 400 mil pesos mensuales: “lo único importante es la alta labor de los servidores que trabajamos en el IFE, ya que todos los días estamos construyendo la democracia y la justicia en México”. No pos sí, dijo Calzontzin.

Nada más faltaría arrodillarnos, pedir perdón a los héroes posmodernos de la democracia mexicana y rogar que no se vayan; que se queden perpetuamente en sus cargos por el bien de la patria; que se paguen como quieran y cuando quieran, porque son indispensables para tener un modo de vida muy parecido a una dictadura casi perfecta y aunque millones de niños, jóvenes y adultos se mueren de hambre y enfermedades provocadas por la pobreza.

En el año 2011 tendrán verificativo los siguientes procesos electorales: A) Guerrero, en enero. B) Baja California, en febrero. C) Coahuila, estado de México, Hidalgo y Nayarit, en julio y D) Michoacán, en noviembre; elecciones regionales que sustraerán del erario público nacional la cantidad de 10,500 millones de pesos, 20% más que el monto autorizado en el presente año. A pesar de que el abstencionismo está colocado en el margen de 50 a 60%, que los políticos no tienen legitimidad frente a sus conciudadanos, que siguen generándose acusaciones sobre desvíos de dinero, actos de corrupción y ligas con las mafias de gobernantes y legisladores, los órganos que diseñan, organizan, operan y sancionan las elecciones son las únicas a las que no se les escatiman recursos. Por decirlo de otra forma: son los consentidos de un régimen sostenido con alfileres legaloides y procedimentalistas.

Lo que pasa en el estado de Guerrero.-

Las estadísticas oficiales, no gubernamentales e investigativas constatan que Guerrero ocupa los últimos lugares en educación, salud, empleo, y cultura, llegando a niveles infrahumanos en algunos municipios que pueden ser comparados con Burundi, Namibia, Etiopía y Haití, por citar algunos de los países más emblemáticos que viven en condiciones de miseria. Sin embargo, en lo referente al uso de dinero público y donaciones poco claras, provenientes de personas y fundaciones privadas, Guerrero tiene un lugar preponderante, pues es una de las entidades federativas que gasta en obras sin sentido, pero que desembocan en el incremento de ganancias netas en negocios de empresarios y gobernantes.

En la dinámica electoral es cuando brotan a flor de piel inconsistencias que comprueban el abuso, corrupción y direccionalidad de los dineros hacia causas que nada tienen que ver con el bienestar común. Durante los últimos 3 meses de 2010, el PRI y su candidato a gobernador, Manuel Añorve Baños (el “chaparrito entrón y cabrón” como él mismo se ha clasificado en mítines y spots comunicacionales), gasta a diestra y siniestra millones y millones de pesos en su campaña de posicionamiento. Desde cuadernos, plumas, bolsas para mandado, espectaculares en gran formato, publicidad en medios y spots hasta la compra y contratación de autobuses de pasajeros de última generación, tráileres, avionetas, helicópteros, motocicletas, globos aerostáticos; todo resulta provechoso para buscar la preferencia ciudadana, que aún así, permanece en otro cuadrante político, ya que la campaña tricolor -como dice la opinión pública- “no levanta”.

El colmo de los colmos se hizo presente el pasado domingo 12 de diciembre cuando Manuel Añorve Baños y la cúpula del PRI recibieron al actual gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto (considerado como el candidato más viable para contender por la titularidad del poder Ejecutivo Federal en 2012) como dignatario en funciones. Amplios dispositivos de seguridad con personal policiaco de los tres órdenes de gobierno, guardaespaldas, militares encubiertos, camionetas blindadas, helicópteros y francotiradores fueron dispuestos para el político priista que ya siente que tiene la silla del águila republicana rozando sus espaldas.

Las élites del PRI y en especial Manuel Añorve Baños tenían los rostros hinchados de felicidad al tener a su lado al político mexiquense caracterizado por su impecabilidad en el vestir y copete engomado. El tinglado armado por el PRI, que quiere hacerse pasar como espaldarazo que llenará de votos las urnas el próximo 30 de enero del 2011, es la comprobación del derroche económico, de la vuelta al culto exacerbado a la personalidad y de las prácticas faraónicas y autoritarias del PRI más retrógrada, que en pleno siglo XXI pretende regresar al oscurantismo medieval.

El marketing político del PRI a favor de Manuel Añorve Baños debe significar indignación, pues atrás de la parafernalia propagandística está escondida la vileza de gastar los dineros de la sociedad. Detrás de los recursos humanos, materiales y técnicos que se emplean para apuntalar la imagen del candidato priista a la gubernatura de Guerrero se encuentra el despilfarro millonario que, en estos momentos ya rebasó el tope autorizado para campaña. En los libros ocultos del gasto del PRI no solamente está la estrepitosa utilización de presupuestos en materiales publicitarios, pago a promotores, medios de comunicación, transportación, viáticos, comidas y artículos utilitarios, sino la captación de simpatías a forciori, como la estrategia de tener disponibles 159 millones de pesos para la compra de 159 mil votos en zonas geopolíticas con problemas, los cuales supuestamente otorgarán consolidación en el conteo final de sufragios, a fin de que “encumbrar” a Manuel Añorve.

A manera de conclusión.-

Mientras los salarios mínimos, especializados y profesionales no tienen incremento; mientras la educación, salud, vivienda, programas sociales y productivos continúan con presupuestos inamovibles o en visible constreñimiento, los aparatos ideológicos, represivos y de operatividad electoral observan con total beneplácito cómo se abultan sus arcas. Aunque tengamos a los millonarios más reconocidos por Forbes, aunque tengamos a los funcionarios públicos mejor pagados del orbe y aunque sólo unos pocos naden en la bonanza material, México sigue siendo pobre.

Pero esta pobreza está vinculada a la materialidad y a la abstracción que mide el éxito en fortunas, que muy pronto se metamorfoseará en riqueza humana, ya que de las contradicciones económico-político-sociales del presente saldrá, inevitablemente, lo mejor de todos para la edificación de un país más próspero y digno.

Glosario para neófitos.-

Vocero es quien tiene voz, punto. En mi caso particular pretendo -sin lograrlo a plenitud- dar voz a quienes por sus actividades, compromisos u otros motivos no pueden hablar o escribir sobre lo que ocurre en la sociedad mexicana. Por lo mismo me considero vocero de mi pensamiento y mi actuar, nuevamente punto. B.H.G. Ω

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

A las 23 de diciembre de 2010, 9:29 , Blogger Elena ha dicho...

Es relamente escandalosa la cantidad de dinero que se gasta en la promoción de Añorve. La pregunta que debemos hacernos como ciudadanos, es si estamos dispuestos a ver más allá de los partidos para elegir a los más calificados para gobernarnos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal