ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

lunes, 2 de noviembre de 2009

GOBIERNO CALDERONISTA REPROBADO EN GESTIÓN PÚBLICA


EL GOBIERNO MEXICANO REPROBADO EN GESTIÓN PÚBLICA.
Por Baltasar Hernández Gómez.


Haciendo uso del talante sarcástico que caracteriza a los mexicanos inconformes de la cultura de simulación impuesta por muchos años de regímenes priístas y ahora panistas, construiré un modelo demostrativo sobre la función pública desarrollada por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, con la finalidad de evidenciar algunas coordenadas de actuación de las dependencias federales y los hombres y mujeres que las dirigen. Los resultados obtenidos en materia económica, política y social, mensajes comunicacionales y procedimientos emitidos a la mitad del sexenio muestran que la argamasa unificadora de las oficinas gubernamentales está compuesta por la inconsistencia, irresponsabilidad y falta de compromiso con el país.

El presidente de la República.

Felipe Calderón Hinojosa (FCH) es un abogado tecnócrata, educado en el dogma sinarquista y conservador de su familia, contactos, y relaciones con el PAN, que ha puesto su esfuerzo en demostrar a la clase política de derecha, empresarios nacionales y extranjeros, así como iglesia católica, que las funciones del Estado mexicano y sus aparatos burocrático-ideológico-represivo no tienen como meta el “bienestar general”. Por el contrario, el objetivo de su actuación se centra en privilegiar los intereses de los detentadores del poder político y económico, a efecto de afianzar su hegemonía por encima de la sociedad civil. Cuando su nuevo vocero panista, César Nava Vázquez (CNV), anunció el miércoles 21 de octubre que el PRI y otros partidos no permitieron un paquete ad hoc a las pretensiones del Ejecutivo y del ala más institucionalizada del partido en el poder, descubrió -sin empacho alguno- que la línea directriz de (FCH) tiene el propósito de disminuir grados de pobreza, pero no abatirla a su mínima expresión o de plano suprimirla. El recién nombrado presidente del partido blanquiazul (CNV) dijo tajantemente que la Ley de Ingresos propuesta por el primer mandatario tiene como única pretensión el reforzamiento de la estrategia “antipobreza” del actual sexenio; es decir, reconocimiento de la pobreza, ataque a la pobreza, pero nada sobre cómo y cuándo erradicarla.

La marioneta y su titiritero revelan en sus mensajes el auténtico perfil del segundo gobierno denominado de transición democrática, pues solamente se aprecian ajustes a los cánones capitalistas internacionales, fortificación de los aparatos represivos, contención de las turbulencias que pudieran provocar estallidos sociales y la continuidad de programas paliativos dirigidos a mitigar la miseria de las clases más depauperadas de la Nación. El presidente de México (FCH) sería entonces un deficiente seleccionador de personal en cualquiera de las corporaciones privadas que lo apoyaron durante su campaña presidencial, y luego entonces, candidato idóneo a ser despedido por ineficaz. En este sentido él y sus colaboradores, es decir, “los hombres y mujeres del presidente” (parafraseando el título de una película norteamericana que trató el asunto Watergate durante el periodo de Richard Nixon), han puesto en marcha planes que contradicen al propio sistema capitalista, navegando contracorriente con respecto a las expectativas internacionales que establecen, entre otras cosas, no aumentar impuestos ni desalentar inversiones directas en tiempos de crisis.

La elaboración de sus discursos rescatan lo más granado del proselitismo institucional foxista, el cual estuvo empeñado en hacer pasar la labor de gobierno como una permanente lluvia propagandística. El Ejecutivo en turno repite hasta la saciedad que la crisis será superable en el corto plazo y que lo único que deben hacer los mexicanos es aguantar más un poco más. Tan absorto está en las tareas inmediatistas de su administración que no se percata que su paquete fiscal desmiente la preocupación por las clases bajas y medias que tanto presume en sus spots, pues lo que le interesa es captar recursos frescos por medio de la recaudación de impuestos, a costa de millones de pobres y paradójicamente del sector empresarial, que hasta hace poco lo alababa en foros nacionales e internacionales. En este tenor de incongruencias subrayaré que la cuarta actividad económica, el Turismo, fue relegada a rango de subsecretaría, hecho que confirma la falta de visión para atraer beneficios al país sin golpear a la sociedad. Así de mal están el presidente y su pool de asesores. Ni hablar.

Lo único rescatable, desde el punto de vista de marketing e imagen pública para (FCH), es que lo hacen aparecer como hombre “bonachón” y declamador, ya que en medio de la crisis sanitaria provocada por la influenza AH1N1, recitó un poema de José Martí como pauta para inyectar ánimo y esperanza al teleauditorio. No obstante de este aparente semblante se esconde la miserable condición de un estadista al que no le importa aporrear a la mayoría de la población. Otras veces luce un semblante adusto cuando anuncia los alcances del combate al narcotráfico y otras serio -pero condescendiente- como cuando aplaudió de pie al senador priista, Manlio Fabio Beltrones, después de que pronunció un discurso por la unidad política de los partidos y el gobierno antes de que el Senado concediera postmortem la medalla “Belisario Domínguez” al exsecretario de Hacienda, Antonio Ortiz Mena.

Por otro lado, la vorágine privatizadora de contratos en lo que se refiere a obras y servicios de las empresas paraestatales está creciendo en forma desorbitada, lo que hace más ricos a los ricos, permitiendo al mismo tiempo el adelgazamiento de la estructura del Estado. En este sentido, el presidente (FCH) está aprobado con mención honorífica, pues ha profundizado la labor que se efectuó en los últimos 4 sexenios: desembarazarse de todo lo que “huela” a público, en aras de liberalizar la economía.

Pese a que en su aparición pública más reciente fustigó a los empresarios que eluden el pago real de impuestos con un “discurso fuerte” que más que acusación formal, sonó a petición. Casi “por favor” les pidió que depositen sus obligaciones fiscales sin evadir contribuciones por las actividades altruistas que realizan año con año. Muchos dirán que de algo a nada es mejor esta postura, sin embargo, el objetivo de su levantada de voz sirve para desviar atención sobre la aprobación en cierne de la Ley de Ingresos 2010.

El secretario de Hacienda y Crédito Público.

Agustín Carstens Carstens (ACC) economista entrenado en el ITAM y escuelas norteamericanas escogió muy bien su profesión, toda vez que si hubiera optado por ser médico habría reprobado desde los primeros semestres de la carrera. Hace un año, ante los primeros embates de la crisis globalizada, diagnosticó resfriado a la economía, a pesar de que México estaba empezando a sentir la debacle del sistema capitalista mundial. El secretario de Hacienda (ACC) repetía a los cuatro vientos que las finanzas nacionales estaban fuertes y que por ello sólo iba a sentirse un catarrito. El obeso funcionario no sólo determinó la enfermedad en forma equivocada, sino que formuló una pésima receta: en lugar de poner de pie al enfermo lo postró en la sala de terapia intensiva de un hospital de Seguro Popular en zona marginada.

Para el mes de junio de 2009, ante una sociedad casi en estado de coma, tuvo que reconocer que los mexicanos no estaban enfrentando una gripe, sino una pulmonía marca “llorarás” y que debían incrementarse las tasas impositivas para recuperar recursos, aún a costa de la producción, falta de inversiones, despidos masivos y baja en el consumo interno. Y uno tras otro los errores: su imagen de “cándido gordo” se contrapone con la transmisión de mensajes institucionales carentes de sensibilidad, ya que con su tono de voz, palabras ambiguas plagadas de tecnicismos, así como la pose cínica con la que defiende el apuntalamiento del gobierno a expensas de la contracción social, sólo despierta incertidumbre, desconfianza y temor.

En lugar de defender a capa y espada la espiral de equivocaciones económicas debería recetar un tratamiento que ponga como tema central la drástica reducción de las partidas especiales para la Presidencia de la República, gastos de representación, teléfonos, guaruras, asistentes personales, viáticos, sobresueldos, prestaciones, etc.; disminuir la abultada estructura de funcionarios públicos en los tres niveles de gobierno, así como los ingresos, prestaciones y excesos de diputados, senadores, jueces y magistrados. No obstante el panorama desolador que hace imaginar una inmensa área de urgencias, la prescripción estipuló únicamente una larga lista de placebos para que se levanten millones de enfermos como zombis bajo luna llena. Hace unos días se puso en contra de premios Nobel de economía (algunos fueron sus mentores académicos), afirmando que no saben nada de la situación prevaleciente en el país y por eso no hay otra alternativa más que aplicar el paquete fiscal que diseñó Calderón´s Company y la partidocracia.

El secretario de Gobernación.

Fernando Gómez Mont, (FGM) abogado adscrito al círculo cercano de Diego Fernández de Ceballos (DFC) y a las familias Calderón y Zavala, llegó a la titularidad de la secretaría de Gobernación a consecuencia de la muerte de Juan Camilo Mouriño y por la imposibilidad del presidente (FCH) de nombrar al llamado “Jefe Diego” por su estigma político. Ha sido defensor de empresarios ligados a delitos fiscales y problemas inmobiliarios. Por si alguno le queda duda sobre la proximidad con el poder político del actual “ministro del Interior mexicano”, debo recordar que (FGM) fue abogado de Raúl Salinas de Gortari. Su liga con (DFC) y (FCH) le viene por la contigüidad de las familias que controlan al panismo, compartimiento de asuntos jurídicos, desde su posición de asociado en el despacho Zinzer, así como trabajo conjunto en legislaturas pasadas.

A un año de laborar en las oficinas de Bucareli, su papel ha sido ineficaz -por decir lo menos-, en virtud de que se ha convertido en el ariete exterminador de (FCH), lanzándose a propagar discursos con alta carga simbólica de agresividad, que van desde amenazas a los narcotraficantes de “La Familia michoacana” hasta el rompimiento con el corporativismo. No puede pedírsele más, pues es un abogado con perfil bravucón que destaca por su elocuencia para enjuiciar a quienes considera enemigos. Con tales características reúne los elementos necesarios que requiere el Ejecutivo, para contener a partidos, legisladores, movimientos sociales, etc. De tal suerte forma parte del “gabinete duro”, integrado por Javier Lozano Alarcón, Agustín Carstens Carstens, Genaro García Luna y de los líderes del Consejo Político del PAN.

En la actual circunstancia política la secretaría de Gobernación no representa ni el 10% de lo que constituía para los regímenes priistas y por eso es preferible darle un hálito de fuerza política a través de la figura de un “gordito pendenciero”, que ponga sal y pimienta a los pasteles que saca del horno a cada momento la presidencia de la República. (FGM) se ha dedicado a pregonar que México está en calma, pese a la ola violenta de asesinatos y asaltos, que ya suman en este año casi diez mil ejecutados; revelar parte de la estructura del Cisen, defender la intervención de las fuerzas armadas en asuntos sociales, pero sobre todo a exaltar las acciones de su jefe. Sobre gobernabilidad muy poco, toda vez que no ha tenido un trabajo de contacto y operatividad fina con el Poder Legislativo, empresarios, asociaciones diversas, corporaciones laborales, partidos políticos y mucho menos en lo que respecta a la conectividad funcional entre la burocracia Estatal y la sociedad civil.

El secretario del Trabajo.

Javier Lozano Alarcón (JLA) es otro funcionario con formación de abogado, que edificó un mini emporio a su paso por la secretaría de Comunicaciones y Transportes, el cual todavía controla a distancia, a través de los abogados Rafael Ojeda y Vega, abocados al igual que su hermano Gerardo, con todo lo relacionado a telecomunicaciones, especialmente en materia de concursos, asesorías y contratos. Muchos analistas afirman que este personaje de cuarenta y siete años de edad es el nuevo Joseph Marie Córdoba Montoya (quien fue el asesor principal y súper secretario de Estado en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari), debido al el poder que reúne en varias dependencias federales y la preferencia que le confiere (FCH).

Ha sido catalogado como experto en maniobrar los trabajos sucios del gobierno calderonista, de haber liquidado a una empresa pública y disuelto ilegalmente un contrato colectivo de trabajo. En su cara, el diputado Porfirio Muñoz Ledo le aseguró que es el brazo armado de la privatización y el continuador del difunto exsecretario de gobernación Juan Camilo Mouriño, pero en versión fascista. La actuación de (JLA) significa la cara legaloide de la represión económica estipulada en el paquete fiscal 2010, que sirve de cuña para una futura represión social y política. Lo que se aprecia en el plano material es que hay ochocientos mil puestos de trabajo perdidos en 2009, empresas de bienes y servicios que cierran diariamente y una política “de garrote”, apoyada por los aparatos represivos y burocráticos del Estado y los medios de comunicación.

Durante su comparecencia en la Cámara de Diputados demostró que existe un entrenamiento sistematizado de los funcionarios de primer nivel, para afrontar la crítica, por medio de poses que lo mismo ignoran o hacen caso omiso a las argumentaciones de partidos políticos, expertos, sindicalistas, que de la sociedad en general. Una vez que llegó al Palacio de San Lázaro su semblante fue similar al de la estatuilla de monos chinos que “no ven, no hablan ni oyen”. La deficiente y constreñida información, el desprecio a los opositores, la postura de apuntar, pero no responder; la insolencia para argumentar sin bases los verdaderos intereses del Estado, son elementos que se repiten como paradigma gubernamental para dizque soportar los vaivenes de la crisis social, política y económica. (JLA) es, sin lugar a dudas, un máster en la desfachatez de estar cometiendo crímenes sociales, demostrando entereza casi estoica, la cual es sólo una máscara que esconde la irresponsabilidad gubernamental, la impunidad y el silencio de pasar por encima de la población.

La secretaria de Relaciones Exteriores.

Patricia Espinosa Cantellano (PEC) es una diplomática de carrera con 25 años de servicio, que tiene la tarea de presentar una nueva imagen y presencia del gobierno mexicano en materia de relaciones exteriores, teniendo como objetivo desarrollar cierto activismo de liderazgo del presidente (FCH). Sin embargo, aunque se deja ver un estilo más propositivo no ha podido transformar los errores cometidos desde hace 9años, que colocan a México como una entidad promedio en el concierto internacionalista. Sin hegemonía en el continente americano las recientes administraciones panistas no logran siquiera oponerse a las incursiones de Estados Unidos de América en territorio nacional, ni mucho menos las desigualdades operativas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. A nivel latinoamericano, la nación ha perdido fuerza, pues Lula Da Silva y Hugo Chávez tienen la suficiente representación para levantarse como voces que direccionan foros sociales, políticos, financieros y ecológicos.

La titular de la SRE (PEC) exhibe un bajo perfil, acorde con las directrices del presidente (FCH) de lucir ponencias que refrendan la neutralidad y respeto a las decisiones autónomas de los diferentes Estados nacionales, pero que no alcanzan a definir líneas de acción para cambiar rumbos con respecto a las decisiones de los países altamente desarrollados. Mientras que en la práctica la administración calderonista suprime garantías individuales, la funcionaria federal exige respeto a la democracia en Honduras, permitiendo al unísono abusos en la franja fronteriza que divide a México de Guatemala y omitiendo las violaciones cometidas por los norteamericanos en su barda divisoria. Incluso los legisladores mexicanos han mostrado su preocupación porque no ha dado a conocer pormenores del Plan Mérida, el cual implica una intromisión del gobierno americano, ya que existe la clara pretensión de enclavar agentes de inteligencia, justicia y seguridad en tareas de vigilancia y detención.

(PEC) funge como la dama que reproduce el esquema de (FCH) para meter la labor internacionalista en el “costal de la lucha contra el narcotráfico”, a efecto de que dicha estrategia sea considerada como máximo baluarte de la política interna y foránea. En su más reciente visita a Guatemala, el presidente de la República insistió que es imprescindible combatir a las mafias para salir de la crisis y el atraso, lo cual ratifica que la guerra contra el crimen organizado es la maniobra más importante de su administración. La canciller está evidentemente atada de manos, ya que no puede evidenciar una postura firme ante los embates de países poderosos, como fue el caso de discriminación y retención de compatriotas en China con motivo de los brotes de influenza AH1N1.

Paradójicamente, derivado de este evento, el coloso asiático fue quien produjo la primera vacuna contra la pandemia, la cual será vendida incluso a México. Claro está que recibieron gratuitamente los conejillos de India, reteniéndolos y analizándolos para alcanzar dicha primicia sanitaria. Pobre el rol de (PEC), pues tiene que ser la embajadora que muestre posturas abiertas y liberales, mientras que en lo doméstico hay un conservadurismo antidemocrático bastante profuso.

Sobre otros funcionarios del gabinete calderonista.

Para hablar de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública; Arturo Chávez Chávez, titular de la PGR; Alonso Lujambio Irazábal, secretario de Educación Pública; Ernesto Cordero Arroyo, secretario de Desarrollo Social y Gerardo Ruiz Mateos, titular de Economía, realizaré una próxima entrega…

En el estado de Guerrero.

Zeferino Torreblanca Galindo (ZTG) es antes que gobernante un hombre adoctrinado en escuelas con tendencias de derecha, que terminó plegándose al estereotipo incongruente de la política pragmática que mezcla posturas de centro-centro y centro-izquierda, el cual hizo que alcanzara sus dos puestos político-administrativo más importantes: la presidencia municipal de Acapulco (1999-2002) y la gubernatura de Guerrero (2005-2011). A partir de esta descripción no se puede esperar mucho de él, pues su perfil fue fabricado con base en el marketing electoral e institucional, que le funcionó para promover su gestión pública en el puerto de Acapulco, situación que lo propulsó tres años después a ocupar las instalaciones de Casa Guerrero. Sin embargo, a cuatro años de ejercer el mandato no logra captar ni retener la empatía y apoyo social en las siete regiones de la entidad.

El gabinete guerrerense está integrado mayoritariamente por mujeres y hombres cuyos méritos están basados en la amistad y complicidad juvenil y adulta con el actual Rey Sol sureño; desde el compartimiento de terapia anti-adictiva; adherencia al grupo ACA, asociación civil opositora al priismo hegemónico de la región, o bien, haber sido recomendados por el exgobernador René Juárez Cisneros. Ninguna de estas variables ha traído resultados positivos para el estado, bueno, ni siquiera medianamente perceptibles que arranquen opiniones favorables. Con una lógica de poder obsesiva-compulsiva el actual gobernador remarca que sus funcionarios él los puso y por eso los resguarda a pesar de haber cometido y seguir haciéndolo decenas de errores en su quehacer administrativo.

En cuatro años de gobierno (ZTG) los mueve de puesto, intentando protegerlos y a otros convertirlos en legisladores o presidentes municipales, para posteriormente volver a instalarlos, cuando no cuaja su proyecto político, bajo la táctica de operar conspiraciones palaciegas al interior de las dependencias (como los casos ocurridos en las secretarías de Gobierno cuando Armando Chavarría Barrera estaba a la cabeza y de Salud con Luis Barrera Ríos, entre otras dependencias). A su amiga Gloria María Sierra López la colocó primero en la secretaría de Desarrollo Social, para luego impulsarla como candidata a presidenta municipal de Acapulco y posteriormente a diputada federal. Como no obtuvo ningún triunfo la ocultó un tiempo y ahora volvió a llamarla para que ocupe una plaza de cuasi primer nivel en Salud, bajo la dirección temporal del promotor de acosos laborales y sexuales, Rubén Padilla Fierro, en medio de una tormenta de corrupción, tráfico de influencias y favores carnales.

Ni hablar de su flamante secretario de Educación, José Luis González de la Vega, amigo personal y miembro de una familia muy unida a la suya, que no ha realizado absolutamente nada en educación, sino solamente apegarse al SNTE, tratar de aplicar el Acuerdo para la Calidad Educativa sin éxito y solicitar más recursos para pagar la extendida nómina docente y administrativa de la entidad. Sobre las graves irregularidades producidas en la pasada administración en materia de recursos financieros, créditos Cebe, aviadores y venta de plazas………….nada.

En el caso del titular de Economía, Jorge Peña Soberanis, heredero de un consorcio mueblero y amigo de familias acomodadas, se regodea al ostentar logros personales de empresarios locales, presentándolos como proyectos financiados y apoyados por su dependencia. Sobre préstamos productivos sólo se conocen cientos de historias donde el común denominador es que no hubo formal autorización de créditos, pero que sí aparecen como otorgados y pagados en las listas oficiales que sirven para la comprobación de logros oficiales. En Acapulco y otras ciudades donde su negocio está establecido, las remodelaciones y ampliaciones están a mil por hora.

Podría seguir enumerando a otros funcionarios de oropel que componen al gabinete zeferinista, pero sólo remataré con el caso del exsecretario de Desarrollo Rural, Armando Ríos Pitter, que fue apoyado para andar paseándose por las zonas rurales y urbanas del estado y después catapultado como candidato a diputado federal por la región de la Costa Grande. Hoy es el único recomendado de (ZTG) que obtuvo un puesto de elección popular federal y se maneja como posible “delfín” para sucederlo (siempre y cuando llegue a una negociación con el perredismo guerrerense, lo cual puede ser factible, en virtud de los cambios producidos por el asesinato de Armando Chavarría Barrera; la debilidad del PRD; los acercamientos con el PRI, así como la falta de cuadros competitivos en el PAN, Convergencia y PT).

La evaluación del gobernador y su equipo de trabajo es negativa, a pesar de los intentos por comunicar obras y programas que sólo se aprecian en informes impresos, spots en medios electrónicos, conferencias de prensa y foros, así como en los datos que se introducen a la internet. Lo único comprobable (que obviamente no admite el gobernador ni su gabinete) es que la población no ve, ni siente y mucho menos aprecia el concepto cambio y sus implicaciones concretas. Ni modo, así están las cosas en blanco y negro. B.H.G.

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

A las 30 de noviembre de 2009, 20:11 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Estimado Sr. Baltazar, como me alegra que personas de su perfil y sobre todo siendo ud. guerrerense, se ponga de manifiesto a lo que nadien hace, cumplir con deber ciudadano y sin acallar la voz populi, la farsa de lo que ellos llaman politica estoy seguro sin temor a equivocarme que cualquier persona con un poco de inteligencia, sabe que a lo que estos sres llaman elegidos por el pueblo, no son mas que compinches a todas luces y ademas impuestos por los partidos arremetiendo lo que claramente dice la constitucion que cualquier mexicano puede ser votado, no dice que este tiene que estar amafiado a ningun partido, pero en fin me da mucho gusto le repito que gente como ud. saque este tipo de comentarios y eduque al fanatismo mexicano, que por desgracia existe, tal parece que no recuerdan al primer presidente cocainomano en nuestro pais JLP entrada principal del narco en mexico, las devaluaciones que acabaron con el trabajo de por lo menos tres generaciones
el fobaproa etc Salinas, JLP con sus amigos mafiosos que cerraban la playa del panteon el pto. angel para echarse una mariscada y disfrutar de un buen pericaso, o el negro Durazo en Zihuatanejo con su Partenon llaves de oro estatuas de marfil, cerraba el restauran los gitanos y le ponian sus copas gigantes llenas de cocaina y claro iba acompañado de solo menores de 16 años, a pero dicen que ahora ellos si saben gobernar, creame que me da mucha pena ver lo que pasa en Mexico, la verdad ya no sabe uno que hacer es por eso que aplaudo su blog y ojala abriendo este tipo de comentarios que como ud. dice les vale madre pues cada vez son mas cinicos, algun dia algo pase quizas un milagro y que desaparescan todos nuestros ya muy despreciables politicos, reiterando mi felicitacion me despido de ud.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal