ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

lunes, 8 de marzo de 2010

LA TÁCTICA POLÍTICA DE PEDIR PERDÓN DEL PRESIDENTE MEXICANO FELIPE CALDERÓN


PEDIR PERDÓN
Una más de las tácticas políticas del presidente Felipe Calderón a la mitad del sexenio.
Marzo de2010.
Por Baltasar Hernández Gómez.


El gobierno de Felipe Calderón Hinojosa (FCH) está desdibujado por la falta de una estrategia consolidada que afiance el equilibrio político y económico del país. Ante un sentimiento generalizado de ingobernabilidad, la figura del presidente de la República se engancha a una táctica, que denominaré OPERACIÓN PEDIR PERDÓN, pues los asesores de imagen han logrado que éste salga a pedir disculpas mediáticas y en giras de trabajo por equívocos propios y de sus colaboradores. Hay una tendencia pragmática de que es preferible solicitar perdón que recomponer la esencia del ejercicio del Poder. Si para ello tiene que salir a cuadro demandando desahogo, pues mucho mejor, pues en esta lógica lo que se requiere es captar legitimidad y apoyo social a costa de lo que sea.

No obstante que la crisis económica no tiene una paternidad doméstica, la otra de corte sociopolítico sí, ya que es originada por la indefinición para operar la fuerza del Estado democrático, que está supuestamente basada en el concepto de cambio, a efecto de lograr la reestructuración y modificación de las fallas del sistema, así como la detención de la caída hacia la zona de violencia, podredumbre, inactividad, pero sobre todo reactividad. Las instituciones gubernamentales funcionan como organismos administrativos que se limitan a “apagar siniestros”, en virtud de que no existe una idea de cómo concretar programas sustentables en el corto y mediano plazo.

A pesar de que la firma Mitofsky, dirigida por Roy Campos, sostiene que la popularidad de FCH está reposicionándose a favor, la empresa Berumen y asociados mostró resultados distintos: la calificación obtenida por la actual función pública registró una baja considerable, pasando de 7 (siete) a 6.1 (seis punto uno), o sea, FCH está apenas aprobando. La percepción social sobre el mandatario también se desplomó trece puntos porcentuales, es decir, de 54% (cincuenta y cuatro por ciento) cayó al 41% (cuarenta y uno por ciento).

¿Qué connotación tienen los datos arrojados en este sondeo? Si nos remitimos a las explicaciones oficialistas la negatividad de la imagen del presidente la explicación se fundamenta en los estragos de la crisis y la incomprensión popular hacia las drásticas medidas adoptadas en los rubros económicos y de seguridad pública. Lo cierto es que a veces las cifras reflejan lo que ocurre y en este tópico tienen que ver con la ineptitud para materializar tareas gubernamentales. La opinión adversa a FCH no se puede disfrazar con spots ni con discursos plagados de frases coloquiales y rostros abatidos, ya que en la cotidianeidad existe una total desesperanza.

El presidente hace uso de códigos simbólicos que remiten a la humildad y sencillez, lo cual es traducido en una campaña intermitente de PEDIR PERDÓN a los diferentes sectores sociales. La supuesta invulnerabilidad de la economía mexicana aducida desde el año 2008 y hasta principios de 2009, que fue exhibida en marquesina multicolor por el entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, tuvo que ser justificada como error de apreciación por el inquilino de Los Pinos, quien salió al quite pidiendo mayor solidaridad para las finanzas nacionales ante el embate de los reacomodos del modelo de acumulación capitalista.

Las apariciones mediáticas para explicar los avatares nacionales han sido simplemente disculpas que tratan de paliar los pésimos manejos macrofinancieros. Esto también tuvo su razón de ser porque sirvió como preámbulo para la justificación del paquete fiscal 2010. PEDIR PERDÓN y CONCERTACESIONAR son las llaves comunicacionales del gobierno mexicano que está intentando con todo penetrar en los hogares rurales y urbanos a través de los mass media.

Con esta táctica se pretende cautivar el sensus de los mexicanos, a fin de recobrar niveles de sustentación social aceptables por medio del lanzamiento de mensajes aderezados de códigos lingüísticos, kinésicos y proxémicos, a fin de inundar la mente de las audiencias bajo la creencia de que FCH es un servidor preocupado, atento, solucionador y sensible, pero aún más que recula para mejorar. Sin embargo, la realidad es una sola y no hay visos de ningún tipo de recuperación por más palabras de aliento que se derramen en periódicos, revistas, radio, televisión e internet. ¿Pedir disculpas por la propagación del virus AH1N1 resolvió los contagios, defunciones y deficiencias del sistema de salud? ¿Solicitar perdones por el aumento de la violencia en el territorio nacional ha detenido la escalada de asesinatos? ¿Ponerse en expiación ha devuelto la confianza y la tranquilidad de los mexicanos?

Hay una regla no escrita donde el rol del político neo-populista es “hacerla de bueno”, mientras que sus subalternos deben comportarse como “los malos de la película”. FCH utiliza la faceta de presidente compungido, acompañado por su señora esposa, quien lo auxilia con una postura muy parecida a la de las monjas que acarrean los enseres parroquiales en las homilías dominicales. Sus secretarios han asumido la postura que les compete: gesticulaciones, frases y movimientos duros ante cualquier voz o acción disidente. Si en Japón FCH dijo que los jóvenes masacrados en ciudad Juárez eran pandilleros, cuando regresó tuvo que comerse su dicho y PEDIR PERDÓN a los deudos, porque la verdad era que los muchachos asesinados fueron estudiantes y deportistas. Esta táctica que ahora es ultra-visible ya se venía fijando desde el segundo año de gobierno, toda vez que en 2007, FCH pidió disculpas a pensionados y jubilados del ISSSTE por estar desatendidos en el rubro de vivienda y prestaciones, entre otros muchos actos que ya destapaban este perfil político-comunicacional.

Hasta hace poco más de un año el primer mandatario se ufanaba de contar con una policía debidamente preparada y pertrechada, actualizada, honesta y con espíritu de servicio, pero a la vuelta de la esquina requirió descargos por los casos de corrupción y contubernio con las mafias, notificando la desaparición de la AFI y reacomodos operativos en la secretaría de Seguridad Federal, claro está, sin detenerse a evaluar el desempeño del ingeniero mecánico, transformado en especialista de inteligencia, Genaro García Luna.

A pesar de que la ley de ingresos del año en curso se encaja como daga en los abdómenes de millones de mexicanos, el presidente FCH PIDIÓ PERDÓN porque las medidas tributarias y alzas en precios de bienes y servicios eran (y siguen siéndolo) dolorosas, pero necesarias para la tesorería del país. En el caso del desbordamiento del canal de aguas residuales que provocó la inundación del Valle de Chalco, ofreció disculpas por medio de José Luis Luege Tamargo, director general de Conagua y luego anunció el redoble de esfuerzos para dotar de obras hidráulicas al D.F. y estado de México, con la finalidad de evitar pérdidas humanas y materiales en el futuro. Basta recordar que en la tragedia de la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, hubo caras largas, cabizbajeos, discursos de “solidaridad” y promesas de cambios de fondo ante el inmenso dolor de los padres de familia y la indignación de la población, pero no hubo más: 49 familias perdieron a sus hijos, otras más sufren con la discapacidad parcial o total de sus menores sobrevivientes, el IMSS y sus funcionarios no han sido sujetos de responsabilidades, las investigaciones siguen paralizadas, la guardería está en pie y los dueños y protectores de subrogaciones andan paseándose impunes. Ojalá que la resolución de la Suprema Corte de Justicia (1 de marzo de 2010) se retome para dar ejemplar castigo a los culpables.

Un evento reciente que sintetiza la tesis de este artículo es lo que ocurrió en el estado de Yucatán, pues el presidente FCH pidió al auditorio panista de Mérida que no abucheara a la gobernadora de extracción priista, Ivonne Ortega Pacheco (como ocurrió en una función de box), porque si oía una mala expresión o veía un comportamiento insano se retiraría del lugar. Lo que no se observó fue que la mandataria estatal llegó con retardo a la gira, debido a que no fue informada por la oficina de la presidencia o el Estado Mayor. Así pues, lo que resulta eficaz es sistemáticamente repetido y a los ojos de los analistas y asesores presidenciales la dinámica PEDIR PERDÓN tiene que funcionar porque no hay más de dónde cortar.

Sin embargo, esta suposición choca de frente con el muro de la incredulidad y el hartazgo ciudadano, que siente nefastas y provocadoras las imágenes y las voces institucionalizadas que por un lado dicen estar con las mayorías, pero por el otro se pasean alrededor del mundo con comitivas que serían la envidia de Luis XIV, el famoso rey sol francés. El evento más evidente que puede ser botón muestra en esto que consigno fue la realización de la Cumbre de jefes de Estado de América Latina y el Caribe en la Riviera Maya, la cual estuvo colmada de aposentos lujosos, comidas espectaculares, ropa folklórica de lino, seda y encajes, souvenirs, despilfarro logístico, sol, playa, arena y todo tipo de comodidades. En el olvido quedó la baja de los niveles de vida, las vendettas y el desconcierto de ver que cada día hay decenas de actos de barbarie e impunidad.

El presidente de México está supuestamente resguardado bajo la consigna “Es mejor PEDIR PERDÓN, que pedir permiso”, misma que seguirá poniéndose en marcha en los dos años, ocho meses y días que le faltan para entregar la banda tricolor. Me imagino el relevo sexenal en San Lázaro con un coro integrado por los nietos de los hermanos Zavala (grupo vocal preferido en los festivales OTI de la década de los años setenta) entonando una de las canciones más exitosas de Juan Gabriel, que dice así: “Adiós, mi amor, hoy con esta canción que escribí para ti, mi amor, he venido a pedirte que perdones por favor, por amor, mi error…………..yo te seguiré amando, adiós…”. B.H.G.

Etiquetas: , ,

5 comentarios:

A las 8 de marzo de 2010, 9:49 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Estimado Baltazar:

Creo que sin ser más elocuente, no estas cumpliendo con tu principal objetivo... "Este es un sitio para conceptualizar, analizar y proponer estudios sobre ciencia política, política aplicada, marketing político, comunicación, educación, métodos aplicados, investigación y propuestas sustentables. Contáctense para llevar a cabo trabajos sobre temas en específico. Saber para ser, hacer y transformar"... Ya que estas muy cerrado en tus palabras a la apertura de posibilidades positivas en un análisis conceptual.

Cuída tus temas, exponlos con criterio y sensatez, tienes que ser más positivo y sobre todo ecuánime, no te dejes llevar por la soberbia y sobre todo el engaño social.

Es agradable y recompensable el ser escritor, expresar sentimientos, pensamientos, ideologías, pero para ingresar a la fama, se necesita una sola cosa... HUMILDAD.

Mucho éxito en tus próximas publicaciones, esperemos que aterrices positivamente y demuestres que los estudios que tanto pregonas, sean realmente o fueron realmente tus máximas premisas, y no tus errores.

Es bueno reconocer errores, así como también es saludable corregirlos.

Saludos!

 
A las 8 de marzo de 2010, 15:16 , Blogger Baltasar Hernández Gómez ha dicho...

Anónimo:

Leí tus comentarios y gracias por tomarte el tiempo suficiente, para decirme que necesito humildad y que soy negativo y que cometo errores y que no soy sensato y que no tengo criterio. La verdad es que soy todo eso y más, pero por razones objetivas de saber cuándo no he hecho bien las cosas o si he incumplido.

En lo referente a mi forma de pensar, analizar, escribir y hacerlo público, bueno pues eso es y no persigo más. Ojalá tus críticas hubieran tenido adjetivos bien precisos para mejorar en lo que tú consideras que estoy mal, pero cada quien tiene una visión y la tuya aunque no la entiendo ni la comparto v(no por soberbia, sino por falta de claridad) y la admito como tal en un espacio abierto como el que decidí hacer más de un año.

Ojalá para la otra pongas tu nombre verdadero y podamos hablar con la razón, la crítica objetiva y entablar diálogos que puedan enriquecernos. Como sea que fuere, bienvenidas tus palabras.

Atentamente.

Baltasar Hernández Gómez

 
A las 8 de marzo de 2010, 15:20 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Dale duro Baltasar. Uno contra cientos o quizás miles que te leemos no es nada. Jajajajajajajajaja, si todos fuéramos iguales Gattaca o el Mundo feliz de Husley serían una realidad.

Sin más, adelante y sigue haciendo lo que sabes. Éxito del bueno para tí, mi buen amigo , porque eso eres para un servidor, que te lee cada semana desde hace 3 meses y medio.

Más insensatos y "negativos" se requieren en esta vida que la quieren cambiar por uniformidad.

Saludos.

Antonio Suástegui (a´nonimo no tan ánonimo).

 
A las 9 de marzo de 2010, 19:34 , Anonymous brenda ha dicho...

Buenas noches maestro, conincido con el comentario anterior, uno contra muchos no es nada. Muy buen análisis, me parece que muchas veces sabemos la realidad pero necesitamos factores como éste, su análisis para abrir un poco más los ojos.
Estamos en contacto.

 
A las 10 de marzo de 2010, 6:03 , Blogger Baltasar Hernández Gómez ha dicho...

Gracias Brenda por tus comentarios.

Atentamente.

Baltasar H.G.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal