ANÁLISIS POLÍTICO Y SOCIAL, MANEJO DE CRISIS, MARKETING, COMUNICACIÓN Y ALTA DIRECCIÓN

Este es un espacio para conceptualizar, analizar, efectuar crítica y proponer estudios sobre política aplicada, marketing, comunicación, educación, métodos aplicados, alta dirección y proyectos sustentables. Contacto:baltasarhernandezgomez1@hotmail.com, baltasarhg@gmail.com

jueves, 22 de enero de 2009

TÁCTICAS DE PODER: ser hegemónico sin morir en el intento.

SINOPSIS AMPLIADA
LIBRO: TÁCTICAS DE PODER
Autor Baltasar Hernández Gómez

Este texto es un esfuerzo de síntesis para rescatar la praxis de las enseñanzas del padre de la ciencia política, Nicolás Maquivavelo, así como la tradición de pensamiento estratégico de oriente, tal como lo exponen Tsun Su y Lao Tse, entre otros. Hoy en día algunos escritores sistémicos, como es el caso de Robert Greene, han compilado preceptos que hablan sobre el aspecto actitudinal de hacer y comportarse en la esfera de lo político, pero en forma compleja, que muchas veces, satura al lector de anécdotas o ejemplificaciones.

TÁCTICAS DE PODER es un escrito que concentra las fases estratégicas que debe tener una mujer u hombre por controlar su contexto social, dando especial énfasis al conjunto de procedimientos prácticos, para que las personas adopten posiciones reales de poder en las relaciones sociales, políticas y económicas.

TÁCTICAS DE PODER es un libro guía para que las personas se desenvuelvan vigorosamente en su contexto social, cualesquiera que sea su actividad específica, a través de la maximización de su capacidad de liderazgo, planeación y ejecución de estrategias.

Resulta una verdad indiscutible que en cada actividad que se realiza está presente el fenómeno PODER y por esto es primordial conceptualizar una estrategia para la optimización en la toma de decisiones. Todos irremediablemente formamos parte del fenómeno PODER: un gran número de personas actúan empíricamente, obteniendo resultados inconsistentes; otros asumen el rol, pero carecen de modelos para mantener una posición de dominio en forma sustentable.

El concepto PODER se ha convertido en un asunto trascendental para la consecución de todas las actividades sociales, ya que tiene que ver con las aspiraciones tangibles e intangibles del género humano. Quien no tiene PODER o por lo menos un segmento de mando, para direccionar, hacerse escuchar y seguir, se siente inútil. Para muchas personas no tener PODER resulta intolerable, toda vez que los hace sentir desprotegidos para continuar con su modo de vida.

Aspirar a tener PODER implica el compromiso interno de controlar conscientemente el entorno de vida, sin que haya reminiscencia de culpabilidad, ya que el proceso de dominación no se implanta tomando en consideración valores axiológicos. El hombre y la mujer que entra al espectro de PODER no puede pensar en parámetros morales, porque esto lo nulifica. La separación de “lo bueno y lo malo” tiene que ver con una cuestión estrictamente dirigida a intereses.

No puede haber actuaciones, bajo supuestos de buena voluntad o fe (si un familiar o aliado trata siempre de defenderlo, pero sus actos conducen al fracaso será preciso neutralizarlo a como dé lugar, sin pensar en los lazos sanguíneos o de afinidad que existan). Aprender a conducirse con PODER demanda la adopción y adaptación de un conjunto de normas, según sea la circunstancia que se enfrente. A continuación detallo las más importantes características para afrontar situaciones de PODER:
Eliminar los referentes de bondad y maldad.
Erradicar actuaciones pasionales (enojo, prejuicio, amistad, enemistad).
Incorporar el pensamiento “nada es personal”.
Ser objetivo para la determinación de alternativas de ataque y respuesta.
Estar siempre en estado de alerta.
Diagnosticar el curso de los acontecimientos prevalecientes.
Estudiar al adversario y su entorno de desenvolvimiento.
Tener una visión ampliada de las cosas.
Ajustar las tácticas a los acontecimientos que se presenten.
Adoptar tácticas de mimetización y sincretismo.
Ser capaces de mostrar y ocultar a voluntad.

Muchas personas encuentran imposible participar del PODER, anteponiendo la falacia “eso a mí no me importa porque yo no estoy en la política”. Reconocer que todos formamos parte de este fenómeno sociopolítico es atreverse a participar de manera proactiva y no pasiva en su entorno existencial. La vida no se vive con suerte o pensando que el destino coloca a cada quien con su cada cual. Muy por el contrario, el devenir se construye paso a paso con la firmeza de saber dónde se está situado.

Mi opinión es que nadie puede vivir sin una postura digna ante la vida. Nadie puede llegar a ser sin saber qué quiere, cómo lo quiere y cuándo activar las potencialidades humanas y profesionales que posee. Se debe dejar de ser simples receptores y convertirse en hombres y mujeres íntegramente realizados, con pleno conocimiento de las causas, límites y perspectivas, teniendo control de todos los actos que se efectúan.

La mayoría de las personas que desarrollan sus capacidades profesionales en organismos públicos y privados basan su desempeño en esquemas de subordinación lineal, dejando a un lado su potencial profesional y humano, toda vez que se someten a los estándares estructurales para la resolución de la problemática que enfrentan. Ignorar que se está en el “juego” del poder puede ocasionar más pérdidas que ganancias en su vida. B.H.G.

Etiquetas: , , , ,

1 comentarios:

A las 26 de enero de 2009, 16:13 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Tu libro me suenamuy interesante. Vivo en -Cuernavaca, México y me gustaría qadquirirlo y ser el medio para ponerlo a la venta por acá. Te contacto a tu correo

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal